Podólogos señalan que incluir su especialidad en el sistema público evitaría numerosas amputaciones por pie diabético

En Andalucía, según la evaluación del Pidma 2016 el 15,3% de la población padece diabetes y el 5,3 por ciento lo desconoce

Podólogos señalan que incluir su especialidad en el sistema público evitaría numerosas amputaciones por pie diabético
14 de noviembre de 2018 EUROMEDIA

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía recuerda, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que en Andalucía según la evaluación del Pidma 2016, el 15,3 por ciento de la población padece diabetes y el 5,3 por ciento lo desconoce, toda vez que insiste en la "inminente necesidad" de la inclusión de la figura del profesional de la podología en el sistema público sanitario de forma plena, y más aún en las unidades multidisciplinares de la diabetes, ya que esto evitaría en la mayoría de los casos la complicación más extrema de esta enfermedad como es la amputación.

Según el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, un estudio español con 7.371 pacientes con diabetes tipo 2 (la que padece el 90% de la población diabética) revela que el 14 por ciento desarrolló el síndrome del pie diabético.

Desde la corporación colegial se recalca, a través de un comunicado, que es fundamental la prevención y gestionar adecuadamente las úlceras diabéticas e infecciones podológicas de este tipo de pacientes, "ya que el pie diabético y sus complicaciones producen más mortalidad que el cáncer de mama, el de colon o el Hodgking juntos", señalan.

Las actuaciones propias de los podólogos como la quiropodia, el consejo sobre calzado o las actuaciones para disminuir las presiones a nivel del pie pueden disminuir este riesgo de complicación de manera clara.

El Colegio andaluz señala que los podólogos no están incluidos en el sistema público sanitario en la mayoría de las comunidades autónomas para ofrecer cuidados preventivos del pie, con un número de unidades de pie diabético muy reducido.

Además, desde el colegio de Andalucía muestran absoluta predisposición para impulsar la comunicación con la administración para la puesta en la marcha de la Proposición no de Ley en el Parlamento de Andalucía para que la podología se fuese introduciendo poco a poco dentro de los servicios de la sanidad pública y que los diabéticos tengan derecho a una salud y su atención podológica no dependa de su poder adquisitivo.

LA PREVENCIÓN, EL GRAN ALIADO DEL PIE CON DIABETES

El Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía explica que los principales cuidados del pie de riesgo y el pie diabético pasan por prevenir lesiones, infecciones y sus consecuencias y por visitar periódicamente la consulta de podólogos titulados y colegiados.

Los factores de riesgo más fácilmente evitables están el uso de calcetines y calzado inadecuado, los cortes y quemaduras por caminar descalzo; y la falta de una higiene adecuada o un mal corte de las uñas. La observación de los pies debe ser diaria así como el lavado con agua tibia y jabón neutro, correcto secado. El corte de uñas debe ser especialmente cuidadoso en estos casos y si fuese necesario realizado por el podólogo.

No se debe olvidar tampoco una educación diabetológica, o una alimentación sana y ejercicio moderado y adecuado a las características del paciente, así como abandonar hábitos tóxicos como el tabaco y el alcohol, para alcanzar una mayor calidad de vida.

El Colegio de Podólogos de Andalucía es miembro activo y forma parte de Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos de España, además de pertenecer a la Unión de Profesionales Sanitarios de Sevilla (Uprosase) y de Málaga (Uprosama), hecho que garantiza la interrelación profesional de los podólogos andaluces con el conjunto de Colegios del sector de la salud.