Podólogos quieren incidir en los efectos de su "ausencia o presencia poco reconocida" en la Sanidad Pública

Podólogos quieren incidir en los efectos de su "ausencia o presencia poco reconocida" en la Sanidad Pública
3 de octubre de 2018 PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación Internacional de Podólogos (FIP), que en España está representada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos, pretende incidir, durante la celebración del primer Día Internacional de la especialidad, fijado para el próximo lunes, en los efectos de su "ausencia o presencia poco reconocida" en la Sanidad Pública.

"Los podólogos son el secreto mejor guardado en la sanidad y esto debería cambiar. Incluir a los podólogos en los sistemas públicos de salud es un requisito imprescindible en un modelo de prestaciones centrado en el paciente y orientado a mejorar la calidad, la eficiencia y el ahorro de la atención sanitaria", ha indicado el presidente de la FIP, Christian Jérôme.

En general, el Día Internacional de la Podología pretende llamar la atención sobre la salud del pie y la especialidad en general. Además, tratará de sensibilizar a la sociedad, a otras profesiones sanitarias y a los responsables políticos y funcionarios de salud de los gobiernos sobre el impacto y los peligros de las dolencias del pie y el tobillo.

"Con este día esperamos aumentar el conocimiento de la profesión, para incrementar la comprensión de la Podología y del tratamiento integral que los podólogos pueden ofrecer para el cuidado del paciente", ha explicado el presidente de la FIP.

En este sentido, la FIP pretende reivindicar también durante este día una formación de Podología de alto nivel. "El conjunto de conocimientos y habilidades y el pensamiento crítico y analítico, así como la reflexión científica, forman parte de la educación en Podología para ofrecer un alto nivel de tratamiento a los pacientes con profesionalidad y seguridad", han explicado desde la federación.

A pesar de la diferencia de los programas educativos en los diferentes países, y la variedad de requisitos exigibles y titulaciones oficiales para permitir la práctica de la profesión, los podólogos "tienen un conocimiento específico y unas habilidades técnicas que tienen unos efectos positivos directos en la salud pública", han subrayado.

Muchos estudios de investigación en el área de pie diabético, han ejemplificado, han demostrado que unos podólogos bien formados tienen un impacto positivo en el bienestar de los pacientes, pero también son muy rentables para los gobiernos desde un punto de vista presupuestario.