25 de febrero de 2015

Una plataforma planteará una queja ante el Defensor del Pueblo por el cambio de la norma de atención a los bebés

"Estamos viendo mucho drama en el día a día de los centros de salud", denuncia un médico de Atención Primaria

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La plataforma ciudadana 'Yo Sí Sanidad Universal' ha anunciado este miércoles que planteará una queja ante el Defensor del Pueblo si la Comunidad de Madrid no da marcha atrás en su decisión de cambiar la normativa de atención a los recién nacidos de la región al considerar que vulnera diversas leyes nacionales e internacionales.

Así lo ha manifestado el médico Juan Luis Ruiz-Giménez y Nuria Amarilla, miembros de esta plataforma, ante el reciente cambio de la normativa llevado a cabo por la Consejería de Sanidad. En concreto, se ha acortado de un año a tres meses el plazo por el que estos bebés pueden ser atendidos si no tienen su situación regularizada.

Desde Sanidad sostienen que esta modificación se ha realizado a petición de los propios profesionales sanitarios para tener "lo más actualizado posible los datos de los pacientes a los que atienden".

De este modo, la plataforma ha celebrado una rueda de prensa para denunciar la decisión de borrar la información clínica de los recién nacidos, estimando que ya se han eliminado un total de 6.000 expedientes, en su mayoría hijos de inmigrantes.

Ruiz-Giménez ha criticado que esta medida se ha impuesto sin previo aviso a los profesionales ni a los progenitores. "Estamos viendo mucho drama en el día a día de los centros de salud. Ayer mismo, en mi centro --en Vallecas-- se eliminaron hasta 55 citas", ha destacado.

Además, ha reseñado que el hecho de que no se haya facilitado a los centros de salud el listado de los menores "borrados" dificultará el seguimiento de la situación administrativa y clínica de dichos menores, amenazando "la continuidad de su asistencia".

Por ello, la plataforma ha considerado que esta medida repercute gravemente en la salud de los menores, ya que rompe "la continuidad asistencial" imprescindible en un momento tan determinante como es el primer año de vida.

VULNERA LA NORMA

Además, ha denunciado que vulnera la normativa, tanto nacional como internacional, de protección del menor y que la medida da lugar a diferentes interpretaciones y situaciones de discriminación que se suman a las ya existentes.

También han advertido de que aumentará el número de progenitores que no pueden acudir a los centros de salud, ya que al no aparecer estos datos en el sistema informático se puede denegar o facturar la atención de los menores, algo que es claramente ilegal.

"No se puede olvidar que el RDL 16/2012, por el que se introdujo en España un cambio en el modelo sanitario que ha dado lugar a la denegación del derecho a la asistencia sanitaria a más de 800.000 personas, ampara dicha atención para los extranjeros menores en las mismas condiciones que los españoles", ha subrayado.

Por tanto, ha exigido a la Gerencia de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid la retirada de esta medida, y "la asignación de la tarjeta sanitaria individual por parte de la administración a todos los menores, independientemente de su situación administrativa y la de sus padres".

"Todos los menores tienen derecho a la asistencia sanitaria. No entendemos por qué no hay una tarjeta sanitaria individual para todos los menores desde un principios", ha aseverado Nuria Amarilla.