30 de junio de 2014

Plataforma por el Daño Cerebral Adquirido recomienda el cinturón de seguridad y no beber alcohol si se va a conducir

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del comienzo de la primera 'operación salida' del verano, la Plataforma por el Daño Cerebral Adquirido ha destacado la importancia de que tanto los conductores como el resto de pasajeros utilicen el cinturón de seguridad y de que no se beba alcohol ni se tome ninguna sustancia estupefaciente si se va a conducir.

Además, la organización ha destacado la necesidad de que se ajuste la velocidad a las circunstancias y a las vías por las que se circulen, se tome atención especial en los trayectos cortos, se conduzca de la forma "más eficiente" posible manteniendo la distancia de seguridad, y los motoristas lleven siempre puesto el casco.

Y es que, según la Dirección General de Tráfico (DGT), se va a registrar un total de 79 millones de viajes en coche a lo largo de toda la temporada estival. En este sentido, la organización ha recordado que en el verano de 2013 se produjeron 1.680 muertes en carreteras, y unas 10.086 personas fueron gravemente heridas.

A este dato hay que sumar que de los 35.000 ingresos hospitalarios que se producen por traumatismos craneoencefálicos (TCEs), más de un 70 por ciento se deben a accidentes de circulación.

"Es evidente que los TCEs no siempre son sinónimo de muerte, si bien sus secuelas pueden provocar déficits físicos, cognitvos, comunicacionales o emocionales. La escasez de recursos y, sobre todo, la falta de información que vislumbre los recursos ya existentes son la penitencia con la que conviven diariamente las personas con daño cerebral adquirido (DCA) Y éste es un escenario en el que todas las entidades que trabajamos con el colectivo de afectados por DCA aspiramos a cambiar cuanto antes", ha zanjado la plataforma.