25 de junio de 2008

El Plan sobre Drogas propone usar en Urgencias un sencillo test para la detección precoz de la dependencia de cannabis

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Plan Nacional sobre Drogas, dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo, propondrá el uso en las urgencias hospitalarias de un sencillo test de seis preguntas para medir el nivel de dependencia de los más jóvenes al 'cannabis' y fomentar la detección precoz del denominado consumo problemático, el nivel donde comienzan a aparecer las pérdidas de memoria, accidentes y discusiones con el entorno.

La propuesta fue lanzada hoy en la presentación del último Informe del Observatorio Español sobre Drogas, por la delegada del Plan Nacional sobre Drogas, Carmen Moya, quien definió el consumo problemático como aquel que trae "consecuencias sociales y sanitarias negativas tanto para el consumidor como para su entorno".

Asegura que sustituir el término dependencia por consumo problemático ayuda a los jóvenes a "hacerse conscientes" de su relación con las drogas y que emplear este test creado por expertos españoles proporcionará "un indicador" para la detección precoz de dependencias del cannabis, el primero que se aplicaría en España.

"Detectar el consumo problemático puede facilitar la intervención precoz y contribuir a minimizar los problemas asociados al consumo del cannabis entre los jóvenes", señaló Moya, quien recordó que hay instrumentos similares para medir la adicción al alcohol o al tabaco.

El cuestionario ha sido diseñado a partir de tres test utilizados en Francia, Alemania y Estados Unidos e incluye preguntas sobre la frecuencia de uso de la sustancia, las discusiones, accidentes o peleas que ha generado su consumo con amigos o familia o si ha intentado dejarlo alguna vez sin éxito.

El test ha sido introducido en la última encuesta nacional de salud realizada entre jóvenes de 14 a 18 años, demostrando que cerca de 50.000 estudiantes (2,2%) presentaban consumo problemático de cannabis, según anunció Moya, para quien estos resultados son "otra prueba" de que el consumo de esta sustancia está "asociado a peores notas, más bajo rendimiento escolar, aumento del absentismo, mayor abandono de los estudios y relación con los accidentes de tráfico".