5 de noviembre de 2012

Las personas con prediabetes pueden donar los riñones sin riesgo de desarrollar diabetes

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las personas con prediabetes pueden donar los riñones de forma segura sin aumentar su riesgo de desarrollar diabetes o insuficiencia renal, según los resultados de un estudio presentados en la Semana Renal Anual de la Sociedad Americana de Nefrología, que se celebra desde el pasado 30 de octubre hasta el próximo domingo, 4 de noviembre, en San Diego (California, Estados Unidos).

En la actualidad, a estas personas a menudo no se les permite donar un riñón porque se cree que existe un mayor riesgo de que desarrollen diabetes e insuficiencia renal si tuvieran un solo riñón. Sin embargo, el doctor Sindhu Chandran, de la Universidad de California en San Francisco, y sus colegas concluyen que sólo una minoría (un 11,4 por ciento) de los donantes analizados en su estudio desarrollaron diabetes durante los diez años posteriores a la donación.

La función renal se mantuvo bien en todos los donantes de la investigación, titulada 'Diez años de la seguridad de los donantes vivos de riñón prediabéticos', en la que se analizaron 35 casos de individuos con prediabetes que donaron un riñón entre 1996 y 2005.

"Uno de cada tres adultos estadounidenses es prediabético, y esto es a menudo un obstáculo para la donación de riñón. Nuestros resultados tienen el potencial para ayudarnos a expandir de forma segura la donación renal de paciente vivo", dijo el doctor Chandran.

Por otra parte, estudios recientes sugieren que la hipertensión y la diabetes son más frecuentes en los donantes de raza negra frente a los blancos, pero no se han hecho comparaciones con sanos no donantes, por lo que el riesgo atribuible a la donación sigue siendo desconocido.

Por ello, el doctor Dorry Segev, del Johns Hopkins Hospital, y sus colegas entrevistaron a más de 1.000 donantes y más de 1.000 no donantes en su investigación 'La hipertensión y la diabetes después de la donación de vivo renal: diferencias raciales y comparación con controles pareados sanos', también hecha pública en esta reunión anual de la Sociedad Americana de Nefrología.

El 19 por ciento de donantes (26 por ciento negros y 18 por ciento no negros) desarrollaron hipertensión. En comparación con sujetos sanos blancos y que no eran donantes, los donantes caucásicos tenían un riesgo 44 por ciento mayor de hipertensión después de la donación, sin embargo, los donantes negros no tenían un mayor riesgo de hipertensión en comparación con los afroamericanos no donantes.

"Es interesante que no se observó un aumento del riesgo en donantes afroamericanos, a pesar del hecho de que éste es el subgrupo de donantes que más preocupa en este tema, ya que tienen tasas más altas de hipertensión después de la donación que los no afroamericanos", dijo Segev.

A su juicio, estos resultados sugieren que los donantes americanos de raza negra registran tasas más altas de hipertensión después de la donación que sus contrapartes caucásicas porque "los afroamericanos tienen mayores tasas de hipertensión en general en comparación con los blancos, no porque donar un riñón sea más perjudicial para los afroamericanos que los caucásicos". Los investigadores también descubrieron tasas similares de los donantes y no donantes que desarrollaron diabetes.

NEGROS E HISPANOS, MÁS EN HEMODIÁLISIS

Un tercer estudio examinó las disparidades raciales en la elección de la terapia de reemplazo renal, que incluye diálisis o trasplante en niños con enfermedad renal avanzada. Las personas de raza negra y los hispanos son menos propensos que los caucásicos a recibir diálisis peritoneal o someterse a un trasplante antes de necesitar diálisis, según el equipo dirigido por el doctor Roshan George, de la Universidad Emory de Atlanta (Estados Unidos).

Los resultados de esta investigación, recogidos tras analizar a 5.623 pacientes (43,3 por ciento blancos, 30,3 por ciento negros y 26,4 por ciento hispanos), revelaron que los negros y los hispanos eran menos propensos que los blancos a recibir diálisis peritoneal o someterse a un trasplante antes de necesitar hemodiálisis.

"El trasplante preventivo o la diálisis peritoneal mejoran el resultado en varias áreas clínicas, en comparación con la hemodiálisis, sin embargo, nuestro estudio concluye que los pacientes negros e hispanos están más en tratamiento de hemodiálisis", dijo el doctor George.

"La mejora del acceso a la atención primaria, la derivación temprana e informar más sobre las opciones terapéuticas son medidas que pueden atenuar las desigualdades y, por lo tanto, mejorar los resultados a largo plazo en esa parte de la población", considera el doctor George, autor principal de 'Las disparidades raciales en la terapia de reemplazo renal en la población pediátrica en etapa terminal de enfermedad renal'.