20 de septiembre de 2007

Las personas con dietas desequilibradas, vegetarianos, fumadores y deportistas necesitan más vitaminas, según un estudio

Las personas con dietas desequilibradas, vegetarianos, fumadores y deportistas necesitan más vitaminas, según un estudio

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Las personas con dietas desequilibradas, vegetarianos, fumadores y gente que practica deporte son algunos de los perfiles poblacionales con necesidades "extra" de vitaminas, según un estudio llevado a cabo por la farmacéutica Bayer HealthCare para Supradyn Activo.

   Concretamente, las personas que siguen una dieta vegetariana estricta pueden presentar "carencias de vitaminas B12 y D", ya que sólo se encuentran en alimentos de origen animal. Los fumadores, afirma la compañía, "necesitan cantidades extras de vitamina C, ya que el tabaco destruye hasta un 40 por ciento de la vitamina de nuestro organismo". También las personas que consumen habitualmente alcohol, que altera la absorción de ciertas vitaminas, necesitan tener una ingesta superior de vitamina C, B1, B6 y Ácido Fólico. Por otra parte, la práctica de ejercicio físico "aumenta" las necesidades de vitaminas y minerales.

   La compañía destaca que la ingesta de la cantidad adecuada de vitaminas y minerales es "fundamental", ya que "su déficit influye directamente en el rendimiento físico e intelectual y puede incluso provocar enfermedades carenciales".

LAS "ANTIVITAMINAS"

   Además, Bayer alerta de la ingesta de "antivitaminas" que están presentes en algunos alimentos cotidianos como la clara de huevo, los cítricos y el pescado crudo, y pueden impedir la absorción de las vitaminas. "Aunque cada día se conocen más datos sobre las propiedades de las vitaminas, muchas veces, ignoramos los efectos de algunas sustancias presentes en alimentos de uso cotidiano", añade.

   Por otra parte, señalan que "la interacción de algunas vitaminas con algunos componentes de la dieta, puede provocar necesidades extras de vitaminas". Este es el caso de dietas ricas en proteínas, que necesitan más cantidad de B6 o un consumo excesivo de hidratos de carbono (azúcares y harinas) exige un mayor aporte de B1.