10 de julio de 2006

Permanecen graves en las UCI cuatro de los heridos ayer en la AP-15 en el accidente del autobús

El presidente Sanz se ha interesado en los propios centros sanitarios por las personas que permanecen ingresadas

PAMPLONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cuatro personas permanecen en las UCI de tres centros hospitalarios de Pamplona como consecuencia del accidente registrado ayer tarde en la AP-15 tras el vuelco de un autobús. Dos han sufrido amputaciones y otros dos presentan brazos "catastróficos". Otros cuatro heridos continúan ingresados, todavía en fase de observación.

Esta misma mañana, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, la consejera de Salud, María Kutz, y la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, acudieron a estos centros a interesarse por los ingresados.

Según información facilitada por el departamento de Salud del Gobierno de Navarra, en el Hospital de Navarra, dos personas se encuentran en la UCI, en estado grave: una de ellas con amputación de extremidad inferior derecha, y otra con brazo catastrófico.

En el Hospital Virgen del Camino, una persona permanece en la UCI en estado grave, con brazo catastrófico. Otras dos en encuentran en planta: uno esta grave y otro leve.

En la Clínica Universitaria de Navarra, una persona se encuentra grave en la UCI, con amputación de brazo. En este centro continúan otras dos personas, con pronóstico es leve y a las que previsiblemente se les dará de alta a lo largo del día de hoy.

Ayer fueron atendidas 22 personas que viajaban en el autobús que volcó para evitar un choque en la AP-15, en las cercanías de Olite. Todas ellas, menos las que continúan ingresadas, recibieron el alta médica ayer en las últimas horas del día. Habían contratado un autobús, de la empresa I.M.Gómez, de Navalcarnero, para evitar coger el coche tras acudir a las fiestas de San Fermín.

Se atribuye el accidente al conductor de otro vehículo, un joven de Durango (Vizcaya) de 23 años, I.C.C., al que se le detectó una elevada tasa de alcohol y fue detenido por conducción temeraria. Por su parte, los jóvenes se dirigían a El Álamo, en Madrid.