6 de julio de 2012

La película 'Ventanas en el Cuerpo' rinde homenaje a la figura del médico rural

La película 'Ventanas en el Cuerpo' rinde homenaje a la figura del médico rural
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado la película 'Ventanas en el Cuerpo' con la que se pretende rendir homenaje a la figura del médico rural y que será distribuida por los diferentes colegios médicos españoles y proyectada este viernes en el cine Palafox (Madrid) y, el próximo lunes 16, en Telemadrid.

El largometraje, que tiene una duración de 116 minutos, está protagonizado por cinco actores profesionales, entre ellos la actriz María José Cantudo, y 35 amateurs, que han rodado en Noblejas y Tembleque (Toledo) así como en Concello de Allariz (Orense).

De este modo, la cinta repasa la historia de Eduardo Castañeda (Alfonso Miguez), médico que desempeña su labor profesional en un pueblo castellano sin más recursos que su termómetro, fonendoscopio y tensiómetro.

A la hora de documentarse para reflejar lo más fielmente la figura de este experto, se hizo "varias entrevistas" en las que médicos de diferentes partes de España coincidían en la descripción, por lo que se quiso "deslocalizar" a estos profesionales y crear uno que representase a todos, señala el doctor José Manuel Solla, medico de Atención Primaria y guionista de la película.

La imagen de este profesional que desempeñaba su labor en los años 50 contrasta con la del médico que ejerce su trabajo en el momento actual y que también queda reflejada en el film. Gonzalo Herrero (Alfonso Miguez) es, de este modo, un doctor que tiene que enfrentarse a un divorcio y a un trabajo que le resulta agobiante.

"No queríamos algo idílico", reconoce Solla, quien explica que la película pretende reflejar el contraste entre la visión humanística del profesional de los años 50 y el síndrome de 'burn-out (quemado), provocada por "tener todos los medios y no estar satisfecho".

Así, Herrero harto de su vida actual busca refugio en el campo donde trata de encontrarse así mismo y, allí, encuentra una carta escrita por un médico octogenario que cuenta la historia del médico Castañeda, repleta de amores truncados, caciquismo, tradiciones y costumbres.

"Queríamos que la matriz fuese la Medicina en la posguerra en España", señala el director de la cinta, Gonzalo García Palmero. "Lo consideramos de justicia, pues su labor fue heroica, al no contar con ese respaldo tecnológico", explica.

Asimismo, el director reconoce que no se quería "caer en el tópico" de reflejar solo la parte buena. "Es una persona humana y, por ello, tiene aristas. Las personas tiene motivos para hacer lo que hacen", añade.

El cruce de caminos de los dos médicos y el aprendizaje que obtiene el novato del veterano "refleja cómo los médicos actuales si se encontrasen en una situación difícil tendrían que aprender de su homologo en el pasado", subraya el director de la obra.

Por su parte, el vocal nacional de Atención Primaria Rural, Josep Fumado, reconoce el legado que ha dejado esta figura en la historia de la Sanidad española, que destacaba por su "vocación" y su capacidad de "sacrificio".

Se trata de un médico que trabaja "sin tecnología, que comunicaba, que tenía conocimiento y manos. Era una persona de cuerpo y alma, un ciudadano que provocaba confianza, importante para la tranquilidad de los ciudadano", explica.

De la misma opinión es el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, quien destaca la figura del médico rural en la historia y señala que la imagen reflejada en la cinta "es la de una persona normal que cumple con su deber y que tiene sus luces y sombras".