13 de marzo de 2015

Pediatras destacan el esfuerzo de las CCAA que han incorporado en 2015 la vacuna del neumococo en sus calendarios

Pediatras destacan el esfuerzo de las CCAA que han incorporado en 2015 la vacuna del neumococo en sus calendarios
LUIS JAVIER

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Pediatría (AEP), a través de su Comité Asesor de Vacunas, ha reconocido el esfuerzo de las comunidades autónomas que ya han incluido la vacuna del neumococo para los niños nacidos en 2015, "sin agotar" el plazo establecido por el Consejo Interreterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

La asociación se ha pronunciado así con motivo de las 'VI Jornadas de Vacunas' organizadas por el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), en Murcia. Asimismo, ha reiterado su petición de incorporar esta vacuna "lo antes posible" en aquellas comunidades que todavía no lo han hecho, con el fin de evitar desigualdades.

"Esta nueva medida supone una gran mejora para el calendario vacunal nacional, ya que ha demostrado ser la estrategia más efectiva para reducir los casos de enfermedad neumocócica invasiva", ha recalcado el coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP. David Moreno.

Estas declaraciones han sido corroboradas por la consultora médica de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del European Centre for Disease Prevention, Mary Slack, quien ha presentado el impacto positivo de la introducción en 2006 de la vacuna antineumocócica infantil en el Reino Unido. En concreto, los datos demuestran que en los países donde la vacuna se ha introducido de forma sistemática, la incidencia de la enfermedad ha disminuido un 80 por ciento y un 90 por ciento en menores de 5 años.

Además de Murcia, las comunidades que han anunciado que vacunarán a los bebés nacidos este año son Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Madrid, Melilla, País Vasco y Valencia. En el caso de Galicia, esta comunidad empezó a vacunar en 2011 a su población infantil en un estudio piloto con resultados "muy positivos".

MANTENER ALTOS NIVELES DE COBERTURA VACUNAL DEL SARAMPIÓN

Por otro lado, y ante brotes de sarampión como los que han ocurrido en Alemania y Estados Unidos, los pediatras han subrayado la importancia de mantener altos niveles de coberturas vacunales.

"España cuenta con un índice bastante alto de cobertura frente al sarampión, con un porcentaje cercano al 92 por ciento de niños vacunados. Sin embargo, no podemos bajar la guardia, ya que los casos actuales nos demuestran que descuidar el porcentaje de cobertura puede suponer un rebrote de la enfermedad", han argumentado.

Y es que, prosiguen, cuando estas coberturas bajan del 90 por ciento, aumenta el riesgo de que el virus rebrote. Por ello, han abundado en la importancia de prestar atención al cumplimiento del calendario vacunal, ya que una de las "grietas suele venir por dosis olvidadas".

Otros de los temas tratados durante la jornada ha sido la vacunación frente a la tosferina en embarazadas, a partir de la semana 27, una medida que en Cataluña ya está dando resultados "positivos" y que paulatinamente se está implantando en más comunidades autónomas.

Además, respecto a la disponibilidad de las vacunas frente al meningococo B y de la varicela en España, la AEP ha mostrado su satisfacción ante las últimas declaraciones realizadas por el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y su receptividad a buscar soluciones sobre esta última.

EVITAR EL DOLOR EN NIÑOS

Finalmente, durante las jornadas, el Comité Asesor de Vacunas ha presentado la puesta en marcha del proyecto 'Métodos para minimizar el dolor de la vacunación en los niños', un estudio científico coordinado por la doctora Nuria García, que analizará las técnicas más efectivas a la hora de controlar el dolor y el estrés del acto vacunal.

En concreto, se estudiarán 13 técnicas que avalan científicamente un alivio del dolor a los niños, como es realizar la vacunación mientras se realiza el acto del amamantamiento o con la ingestión de soluciones azucaradas, para poder trasladarlo a recomendaciones realizables en la práctica clínica.

Este proyecto, en el que además de los pediatras también participan enfermeras y anestesistas, tiene como objetivo humanizar el acto de la vacunación. Según explican desde el CAV, el fin último es ayudar al niño a aliviar su dolor al vacunarse a través de la implantación de las "mejores prácticas".