27 de junio de 2019

El País Vasco reconocerá la transexualidad sin necesidad de diagnóstico médico

El Parlamento Vasco aprueba una modificación de ley para "avanzar en favor de la despatologización de la transexualidad"

El País Vasco reconocerá la transexualidad sin necesidad de diagnóstico médico
Abierta hasta el 8 de julio la convocatoria del premio 'Jesús María Leizaola' para trabajos sobre la autonomía vascaPARLAMENTO VASCO - ARCHIVO

VITORIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento Vasco ha aprobado este jueves la proposición de ley que garantiza que las personas transexuales serán reconocidas como tales sin necesidad de acreditar un informe médico ni de haberse sometido a tratamiento. La norma argumenta que la transexualidad "no es un trastorno", sino que forma parte de la diversidad humana, por lo que, al igual que la identidad sexual, "no se puede diagnosticar".

El PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PSE-EE registraron en el Parlamento Vasco esta proposición para la reforma de la Ley de No Discriminación por Motivos de Identidad de Género y de Reconocimiento de los Derechos de las Personas Transexuales, que ha contado con su apoyo y la abstención del PP.

En la exposición de motivos del texto se recuerda que en los últimos años se ha producido un "creciente" avance en favor de la "despatologización" de la transexualidad en las agendas políticas, una tendencia que se recoge en "documentos, recomendaciones y declaraciones emitidas por organismos internacionales y expertos".

Ante esta situación, los impulsores de esta reforma legal consideran necesario modificar el artículo 3 de la ley vasca de reconocimiento de las personas transexuales, con el fin de "despatologizar la transexualidad".

A través de esta reforma, se pretende que las personas transexuales puedan ser reconocidas como tales "sin tener necesidad de un diagnóstico o informe psiquiátrico, psicológico o tratamiento médico previo" que acredite su transexualidad.

De esa forma, la nueva redacción del artículo 3 de la ley establece que "la noción de transexualidad hace referencia a la situación por la que el sexo que se le supuso al nacer a una persona, en atención a sus genitales, no coincide con el sexo que esa persona siente y sabe que es".

En el texto se añade que "la transexualidad, por lo tanto, sólo puede conocerse a través de la escucha de lo que la persona libremente expresa y, al igual que la identidad sexual, no se puede diagnosticar", dado que "no es una enfermedad, un trastorno o una anomalía, sino que forma parte de la diversidad humana".

En consecuencia, a los efectos de esta ley, la consideración de persona transexual "se regirá por el derecho a la libre autodeterminación de la identidad sexual", un derecho que "no podrá ser limitado, restringido, dificultado o excluido".

Una vez planteado este principio, se subraya que "las personas transexuales podrán acogerse a lo establecido por la presente ley sin necesidad de un diagnóstico o informe psiquiátrico, psicológico ni tratamiento médico".

EL DEBATE

Durante el debate, la parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha subrayado la necesidad de modificar la actual ley y cree que el cambio propuesto "hará posible que cada persona, decida con toda libertad la construcción de su identidad sexual y no necesitará ningún tipo de informe diagnóstico". "La transexualidad no es una enfermedad, no es un trastorno o anomalía, es una faceta de la diversidad de las personas", ha defendido.

Arrizabalaga ha señalado que la nueva ley hará que estas personas no sean consideradas enfermas y serán ellas mismas y no otras las que confirmen su propia identidad. "Estamos dando otro paso, pero no el último, para dejar de considerar la transexualidad como una patología y facilitar los procesos de cambio de sexo. Estas personas sufren día a día situaciones de discriminación y exclusión y es nuestro deber trabajar para eliminar todos esos obstáculos que les impiden su vida diaria", ha indicado.

La parlamentaria de EH Bildu Oihana Etxebarrieta se ha dirigido a las familias de menores transexuales que ha seguido el pleno desde la tribuna de invitados para decirles que esta "victoria" es de ellos y supondrá "volver a decidir sobre el propio cuerpo" de forma que "poder operarse o someterse a un tratamiento será la decisión de cada uno".

Desde Elkarrekin Podemos, Eukene Arana ha señalado que con esta modificación se da un paso "muy importante en la despatologización de la transexualidad porque a través de esta modificación, las personas transexuales, por fin, no van a necesitar un diagnóstico o informe psiquiátrico previo", pero ha mostrado su preocupación por el "auge" de formaciones de ultraderecha que "parecen empeñados en insistir en la propagación de discursos LGTBIfóbicos".

La parlamentaria del PSE Natalia Rojo ha destacado que en la actualidad, la identidad de género no se ha "despatologizado" por la OMS y cree que la aprobación de esta ley supone un "paso fundamental para los niños vascos" aunque "todavía la sociedad tiene etapas que recorrer".

Por último, la parlamentaria del PP Laura Garrido ha defendido que en la ley hasta ahora vigente, "no se reclama ningún diagnóstico de una enfermedad" porque "no hay ninguna enfermedad que diagnosticar", sino que incluye la previsión de "acreditar la circunstancia de que una persona es transexual, a efectos de las previsiones que contempla la ley".

"No se trata para nada de la identidad jurídica de la persona transexual. Para nosotros, es una previsión absolutamente garantista, de acceso a las previsiones y contenidos regulados en la ley", ha insistido.

TRIBUNA DE INVITADOS

Tras la votación, Elaxar Lersundi -padre del joven transexual Ekai de 16 años que se suicidó en su casa de Ondarroa, cuando llevaba un año esperando recibir un tratamiento hormonal- ha dicho a los medios de comunicación que esta modificación supone un avance.

No obstante, ha destacado que "hace falta que se aplique la ley", y ha reclamado que la atención deje de estar centralizada en el Hospital de Cruces y la pueda recibir "cada uno en su ambulatorio".

El portavoz de la asociación de Familias de Menores Transexuales de Navarra y Euskadi-Naizen, Arkaitz Ibarzabal, ha calificado de "emocionante" la aprobación de esta ley recordando los "momentos duros" que han pasado. "Ver que la sociedad va avanzando y se van consiguiendo cambios así y que se va respetando la diversidad humana y a las personas es emocionante y muy importante para nosotros", ha señalado.

Asimismo, ha explicado que, durante el pleno, se ha acordado del joven Ekai, de las situaciones que han pasado las familias cuando han accedido a tratamientos en Osakidetza o cuando han tenido problemas en las escuelas, o en la sociedad en general cuando no se les ha respetado su identidad en general.

"Pienso en hacer más fácil el camino y la vida a todas esas personas, menores y adultos. Para los menores estamos haciendo un trabajo para que tengan una vida normal; los adultos, por desgracia, sufrieron mucho durante años y ahora las cosas están cambiando. Para muchos ha sido una infancia perdida y eso es lo que no queremos para nuestros hijos", ha concluido.

Contador

Lo más leído