21 de noviembre de 2006

Un padre denuncia al hospital de Ceuta por la rotura de la clavícula de un recién nacido tras ser llevado a bañar

CEUTA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un usuario del hospital de Ceuta, ha denunciado al Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa), del que depende, ante la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Ceuta después de que su hijo, con sólo 24 horas de vida, apareciera el pasado 18 de noviembre con una clavícula rota tras recibir un baño, según explicó a Europa Press el denunciante.

El afectado, cuya identidad responde a las iniciales E.P.E., ha detallado que los hechos ocurrieron un día después del parto, que según le informó el matrón que asistió a su esposa fue "todo un éxito". "El bebé estaba en perfectas condiciones, comía y dormía sin queja alguna, hasta que al día siguiente, tras llevárselo para darle un baño, el pequeño regresó con un brazo vendado".

La explicación que dio el pediatra a la familia fue entonces, según la versión de los padres, que se había producido "un problema" durante el parto, contradiciendo la versión de la matrona, que había motivado que el niño tuviera una fractura de clavícula rota, según había revelado una radiografía.

Los padres del niño han denunciado al Ingesa porque aseguran que "el bebé nació en perfectas condiciones" y que el daño se produjo durante el baño. "Grabé el parto con mi teléfono móvil y se aprecia perfectamente cómo el niño se mueve sin dificultad y sin dolor, como también pueden testificar la compañera de la habitación 606 de mi mujer y su familia", aseguró indignado el padre del bebé.

Además, señaló que el equipo médico del Ingesa de Ceuta se negó a facilitarle la radiografía de la clavícula "restándole importancia al hecho y amenazándome con desalojarme del hospital sino dejaba de interesarme por mi hijo".

El recién nacido ya ha sido dado de alta y se encuentra con el brazo inmovilizado, una situación que los médicos estiman que necesitará mantener durante al menos tres meses.

En la denuncia, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, los padres temen que a su hijo "le queden secuelas debido a la rotura".