27 de octubre de 2015

Pacientes denuncian que los políticos gobiernan con la "soberbia del sano"

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer, Begoña Barragán, ha denunciado que los políticos tengan la "soberbia del sano" a la hora de gobernar la sanidad y, junto a diferentes organizaciones científicas y de profesionales, ha solicitado un Pacto por la Innovación para conseguir que los enfermos puedan acceder a las terapias innovadoras.

En concreto, esta petición ha quedado reflejada en el informe 'Priorización de recursos en el Sistema Nacional de Salud: el caso de la inversión en Onco-Hematología', coordinado por el Instituto Roche, y en el que se recuerda que "no se puede separar" la innovación y la salud si se quiere mantener un sistema sanitario sostenible y de calidad.

"A los pacientes nos están tomando el pelo porque nos dicen que estamos en el centro del sistema cuando es mentira. Muchas veces las personas que controlan la economía de la salud se creen con la soberbia del sano y no es de recibo que los enfermos no podamos hacer a las nuevas terapias por la multitud de barreras e impedimentos que existen", ha señalado Barragán.

Ejemplo de ello, tal y como ha apostillado el vicepresidente primero de la Asociación Española de Derecho Sanitario (AEDS), Julio Sánchez Fierro, son las diferentes agencias de evaluación de las comunidades autónomas que, en lugar de apelar a la evidencia científica aprobada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, tienen que reevaluar de nuevo los tratamientos para decidir si los aprueban o no en sus regiones.

"La disparidad de medidas entre las comunidades autónomas se traduce en una posición de inseguridad para el clínico y de desigualdad para los pacientes, lo que va en contra de uno de los principales principios del SNS: la equidad en el acceso a las prestaciones", ha recalcado Sánchez Fierro.

MEJORAR LA COORDINACIÓN ENTRE MINISTERIOS Y CCAA

Además, el experto ha avisado de que las políticas públicas sobre innovación "no tienen la eficacia deseable" porque suelen estar fraccionadas en contenido, y ha abogado, junto al resto de los firmantes del documento, por mejorar la coordinación entre ministerios y entre el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las autonomías, así como potenciar el papel del Instituto de Salud Carlos III y favorecer la interlocución "fluida y amplia" con la industria innovadora.

Por tanto, los especialistas han insistido en la importancia de alcanzar un Pacto por la Innovación que recoja el compromiso político e institucional a medio plazo y en el que se fundamente un marco regulatorio y financiero "estable y predecible". No obstante, han lamentado que la incoporación de la innovación a la cartera de servicio no se perciba como un avance y sí como un gasto.

"Los gestores tienen una desconfianza por la innovación porque creen que es más gasto y esto es lo que ha llevado a la proliferación de mecanismos que frenan la inclusión de los medicamentos más innovadores", ha recalcado Sánchez Fierro. En este sentido, ha subrayado la importancia de que el criterio de elección de los tratamientos esté liderado por los profesionales sanitarios, y no por el gestor sanitario, y en sintonía con el paciente.

INFORMAR Y PROTEGER AL PACIENTE

Por ello, el director del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz, Jesús García-Foncillas, ha solicitado a la Administración que favorezca la Ley de Autonomía del Paciente e incluya una modificación explícita para que el enfermo conozca todas las opciones existentes y, por ende, para que la elección de una opción sea una decisión consensuada entre él y el médico.

"La Administración tiene que tener una actitud valiente y decidida para informar a los ciudadanos. No pedimos financiar todo, sino dar a conocer los motivos por los que unos tratamientos se pueden financiar y otros no y que se acaben las situaciones de desigualdad entre las comunidades en el acceso a las innovaciones", ha señalado García-Foncillas. Además, Sánchez Fierro ha añadido la necesidad de crear un registro real de pacientes.

Como medidas a adoptar, el grupo de expertos ha recomendado fomentar el uso de biomarcadores asociados a los nuevos fármacos o impulsar acuerdos de riesgo compartido. "Si no somos capaces de llevar una coordinación clara sobre cómo aplicar la innovación, podremos hacer poco para priorizar y saber dónde hay que poner los recursos", ha zanjado García-Foncillas.