19 de octubre de 2006

La Osteoporosis afecta a 2,5 millones de mujeres en España, según la CAMFiC

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Osteoporosis es un proceso prevalente que afecta aproximadamente a más de 2,5 millones de mujeres en España, un 30% de la población, sobre todo después de los 60 años, según los datos hechos públicos hoy por la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria de Cataluña (CAMFiC) de cara a la celebración, mañana, del Día Mundial de esta enfermedad.

La enfermedad se caracteriza por fragilidad esquelética, es decir, quien la padece tiene mayor riesgo de padecer fracturas, dado que sus huesos son de peor calidad y mayor fragilidad.

Su prevalencia, explica la sociedad mediante un comunicado, aumenta con la edad, sobretodo en el grupo de mayores de 60-70 años, donde uno de cada cuatro padece osteoporosis.

En cualquier caso, indica la CAMFiC, aunque es más conocida la osteoporosis en mujeres, los hombres la padecen también, pero en menor proporción y las fracturas suelen producirse hacia los 70-80 años.

La coordinadora del Grupo de Trabajo de Osteoporosis de la CAMFiC, la doctora Cristina Carbonell, destacó que las repercusiones de la enfermedad no se dan "sólo a nivel clínico", sino que también se produce la "limitación propia de las actividades diarias, por ejemplo, menos del 50% de la población con fractura de cadera vuelve a su vida anterior a la fractura". A ello añadió las repercusiones económicas "por los gastos que genera" y sociales, ya que "afecta al paciente-familia y al entorno social".

FACTORES DE RIESGO

La manera de identificar en las consultas quién tiene más riesgo de padecer esta enfermedad es mediante los llamados factores de riesgo. Estos son, según Carbonell, junto a la edad y el sexo femenino, "el antecedente familiar con osteoporosis y/o fractura de cadera (sobretodo en la madre), padecer fractura por fragilidad a partir de los 40 años (sin traumatismo importante como puede ser caer una caída), estar muy delgada, el tabaquismo y el consumo de determinados fármacos, sobre todo los glucocorticoides".

La doctora Carbonell considera relevante el papel de los médicos de Atención Primaria, tanto en la prevención de la enfermedad como en la identificación de pacientes de riesgo, y el seguimiento del tratamiento y derivación a especialistas cuando haga falta.

"La prevención tiene que iniciarse en la infancia-juventud, con la promoción de hábitos de vida saludables, con una ingesta correcta de calcio, exposición solar suficiente, ejercicio físico y la eliminación de alcohol y tabaco. El trabajo de concienciación en los más mayores se centra, por su parte, en las recomendaciones para evitar caídas, mecanismo último responsable de la fractura", declaró la experta.

Actualmente, los médicos disponen de de técnicas diagnósticas (pruebas-densitometría) que ayudan en el diagnóstico de los pacientes que aún no han sufrido una fractura. "Existen tratamientos farmacológicos que se han demostrado eficaces para reducir el riesgo de padecer fracturas", afirma Cristina Carbonell.

El grupo de Osteoporosis de la CAMFIC tiene como objetivo familiarizar al médico de Atención Primaria con los factores de riesgo, interpretar pruebas diagnósticas y novedades terapéuticas, así como desarrollar jornadas de actualización para médicos y pacientes con las medidas preventivas, diagnósticas y terapéuticas necesarias para reducir al máximo el riesgo de fracturas.