5 de septiembre de 2019

Organizaciones piden en el Consejo Internacional de Derechos Humanos de la ONU aumentar los impuestos al tabaco

Organizaciones piden en el Consejo Internacional de Derechos Humanos de la ONU aumentar los impuestos al tabaco
Apagando un cigarrillo. Cenicero. Tabaco. SEMG - ARCHIVO

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Más Que Ideas, junto con el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) y Action on Smoking and Health, y la colaboración de 20 entidades del ámbito sanitario y civil, han presentado al Consejo Internacional de Derechos Humanos de la ONU un informe, que será considerado en la Revisión Periódica Universal Española de Derechos Humanos (enero de 2020), en el que piden aumentar los impuestos al tabaco.

Las 23 organizaciones firmantes comparten la misma preocupación por el alto impacto del tabaquismo en la sociedad española y, en particular, por las repercusiones que está ocasionando en las mujeres. El informe es el resultado de la reunión que mantuvieron en mayo de 2019 con 25 personas expertas en tabaquismo, salud pública, feminismo y derechos humanos, para debatir sobre esta problemática.

En este sentido, las entidades firmantes de este informe reconocen los esfuerzos realizados por el Estado español, si bien detectan que muchas medidas, que han demostrado eficacia en el control del tabaco, continúan sin estar implementadas de forma idónea en nuestro país y consideran que España podría incumplir los tratados de derechos humanos si no avanza en su lucha contra el tabaco.

Además, tal y como han alertado, se han producido demoras en la aplicación de los compromisos adquiridos y existe falta de supervisión y control sobre las medidas ya aprobadas, especialmente en relación con los espacios sin humo y lo relativo a la promoción y publicidad del tabaco. Por otro lado, cabe destacar la ausencia de medidas y líneas de actuación que promuevan la inclusión de la perspectiva de género en las políticas de control del tabaquismo.

Al mismo tiempo, las entidades firmantes de este informe celebran los avances realizados a nivel legislativo para el control del tabaco durante los últimos 15 años. Sin embargo, apostillan, la prevalencia del tabaquismo continúa siendo muy alta y constituye la primera causa de mortalidad prevenible en España. Por ello, y conscientes de su responsabilidad y compromiso por las nuevas generaciones, consideran que España no "cumple eficientemente" con las responsabilidades adquiridas.

INCORPORAR LA TRANSVERSALIDAD DE GÉNERO EN PROCESOS DE CONTROL DEL TABACO

Por ello, solicitan incorporar la transversalidad de género en todos los procesos de control del tabaco, lo cual requiere mayor investigación para entender las necesidades diferenciales de mujeres y hombres, y una mayor formación en perspectiva de género de profesionales que participen en estos procesos; así como ampliar los espacios sin humo y un mayor cumplimiento de los espacios sin humo a través de campañas informativas y educativas, y de un adecuado sistema de control de la aplicación de la ley, por parte de los cuerpos de seguridad. Además, proponen equiparar la regulación a todos los productos relacionados con el tabaco, como los cigarrillos electrónicos.

También instan a reinvertir parte de la recaudación obtenida por los impuestos del tabaco u otros gravámenes a la industria tabacalera, para crear un Fondo de Lucha contra el Tabaco en España destinado a subvencionar acciones, investigaciones y programas tanto de las comunidades autónomas como de las organizaciones de la sociedad civil, cuyo objetivo sea proteger el derecho a la salud de la ciudadanía española poniendo especial énfasis en actuaciones educativas y de promoción de la salud en los grupos de población más jóvenes.

Otras propuestas pasan por movilizar recursos para el diseño e implementación de campañas educativas dirigidas a niñas, niños y adolescentes encaminadas a la cesación y a evitar el inicio del consumo, incorporando la perspectiva de género, así como la participación de colectivos de jóvenes y estudiantes; y concretar la hoja de ruta que permitirá la financiación pública de los tratamientos para la dependencia del tabaco y la preparación de profesionales de la salud, tanto en la formación de grado como de postgrado, y siempre con perspectiva de género y equidad, para ofrecer un adecuado apoyo y seguimiento a las personas fumadoras.

Finalmente, destacan la necesidad de equiparar la regulación sobre publicidad, promoción y patrocinio de los productos relacionados y los dispositivos susceptibles de liberación de nicotina a la de los productos del tabaco, y reforzar las restricciones y la supervisión inmediata y continuada para reducir el impacto de las estrategias de mercadotecnia de la industria tabacalera y de productos asociados en los diferentes canales y esferas sociales.

Contador

Lo más leído