5 de marzo de 2019

ONUSIDA, esperanzado por el caso del paciente de Londres con el VIH remitido sin terapia

ONUSIDA, esperanzado por el caso del paciente de Londres con el VIH remitido sin terapia
FLICKR/KANIJOMAN/CCBY2.0 - ARCHIVO

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) ha asegurado que el paciente de Londres que, por segunda vez en el mundo, ha alcanzado un remisión del VIH después de año y medio sin tratamiento, aporta una "gran esperanza" contra la enfermedad.

El paciente de Londres fue diagnosticado en 2012 de un linfoma de Hodgking, por el que se sometió a un trasplante de células madre de cordón en 2016, y se da la circunstancia de que las células del donante tenían una mutación, llamada CCR5 Delta 32, que impide la entrada del virus en las células diana del VIH, tratándose de "algo similar" a lo que vivió el paciente de Berlín, aunque con algunas diferencias.

Después de 16 meses de la operación, los médicos interrumpieron el tratamiento antirretroviral del paciente de Londres: "No hemos sido capaces de captar virus en su plasma 18 meses después", celebra la investigadora.

"Encontrar una cura para el VIH es el último sueño. Aunque este avance es complicado y se necesita mucho más trabajo, nos da una gran esperanza para el futuro de que podríamos acabar con el virus con la ciencia, a través de una vacuna o una cura. Sin embargo, también muestra qué tan lejos estamos de ese punto y de la importancia absoluta de continuar enfocando los esfuerzos de prevención y tratamiento del VIH", ha dicho el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

Ahora bien, el experto ha recordado que actualmente "no hay cura" para el VIH, por lo que ONUSIDA está trabajando para garantizar que todas las personas que viven con el virus tengan acceso a los servicios de prevención, tratamiento y atención. En 2017, había 36,9 millones de personas viviendo con VIH y 1,8 millones de personas se infectaron con el virus. En el mismo año, casi uno millón de personas murieron de enfermedades relacionadas con el VIH y 21,7 millones de personas tuvieron acceso a tratamiento.