20 de enero de 2015

Las ONG esperan que España rinda cuentas ante la ONU de los recortes en el derecho a la salud

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Amnistía Internacional, Médicos del Mundo, Red Acoge y el Center for Economic and Social Rights (CSR) esperan que España rinda cuentas este miércoles en el Examen Periódico Universal del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre el recorte en el derecho a la salud aplicado en el país a cuenta de la crisis económica.

   En un comunicado, estas entidades recuerdan que en este examen, el segundo al que se somete España (el primero fue en 2010) el Gobierno deberá explicar la situación de Derechos Humanos en su territorio y dar cuenta de las medidas adoptadas para cumplir con las recomendaciones y directivas de los organismos de Derechos Humanos internacionales y europeos, algo que en el ámbito de la salud, no se ha producido.

   "El carácter discriminatorio e injusto de ciertas políticas y medidas de austeridad ha sido claramente enfrentado por varias Relatorías y Expertos Independientes de Naciones Unidas, y por organismos europeos de derechos humanos como el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, y el Comité Europeo de Derechos Sociales. Sin embargo el gobierno de España ha ignorado estas recomendaciones y no ha cumplido", explican.

   En este sentido, destacan el Real Decreto Ley que en 2012 restringió el acceso a la sanidad a los extranjeros en situación irregular, algo que le valió las críticas entre otros, del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas (Comité DESC) sin que ello haya motivado ni la retirada de la norma, ni un informe sobre "el efecto disuasorio" o el impacto en la salud de los migrantes que haya podido tener.

   "En diversos informes publicados las organizaciones signatarias han puesto en evidencia que después de dos años desde la aprobación de la reforma sanitaria, ésta ha puesto vidas humanas en riesgo", explican estas entidades, para incidir en que además de retirar la tarjeta sanitaria a los migrantes, implicó un incremento del copago farmacéutico que "ha conducido aproximadamente al 15% de la población española a abstenerse de obtener las medicinas que necesitan debido a su costo".

   También en este ámbito, denuncian retrocesos en la salud de las mujeres "debido a los drásticos recortes en los presupuestos públicos dedicados a la igualdad y a la erradicación de la violencia de género" y a la luz de un informe de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea según el cual, una de cada cinco mujeres de más de 15 años en España sufrió abuso físico o sexual en su infancia.

   "El Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Discriminación contra las Mujeres en la Ley y en la Práctica mostró su preocupación por el impacto que podría tener la reforma sanitaria en las mujeres migrantes en situación administrativa irregular debido a que la atención médica constituye una vía fundamental para la detección de las mujeres víctimas de violencia de género", recuerdan estas organizaciones.