23 de julio de 2012

Los oncólogos radioterápicos españoles defienden la validez del cribado de cáncer de próstata

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

Expertos de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) han defendido la validez del cribado de cáncer de próstata porque, aunque hace dos meses un estudio del grupo de trabajo de servicios preventivos de Estados Unidos desaconsejaba su aplicación debido al alto número de falsos positivos que arroja, la tasa de mortalidad por cáncer de próstata ha disminuido desde una tasa de 39,3 casos por millón de habitante a 24 en 2007 en Estados Unidos.

Y es que, estos expertos aseguran que en España a lo largo de 2012 se diagnosticarán casi 30.000 nuevos casos de cáncer de próstata y se producirán unas 5.400 muertes por esta causa. Aún así, la mejora de la supervivencia a este tipo de cáncer a cinco años ha pasado del 75,3 entre 1995 y 1999 al 85 por ciento en el periodo entre 2000 y 2003 gracias, entre otros factores, al diagnóstico más precoz de estos tumores.

Asimismo, la valoración del riesgo ha cambiado desde el inicio de esta prueba ya que, según el estudio CaPSURE, si entre 1989 y 1990 el 41 por ciento de los pacientes era de alto riesgo y el 31,2 por ciento de bajo riesgo, en los años 2001 y 2002 el porcentaje de pacientes con alto riesgo disminuyó hasta el 14,8 por ciento y el de alto riesgo aumentó hasta el 48 por ciento.

EL DIAGNOSTICO PRECOZ INCREMENTA LA SUPERVIVENCIA

"El problema es que no existe un valor de corte de PSA seguro, por debajo del cual exista la seguridad de que no haya un tumor por detectar. Por ello, esta herramienta debe ser considerada como una alarma y no como una certeza de diagnóstico", ha comentado el coordinador del Grupo de Tumores Urológicos (URONCOR) de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), José López Torrecilla,

Dicho esto, este experto ha recordado que el cribado de cáncer de próstata ha ayudado a incrementar la supervivencia relativa a cinco años y, a que la distribución de enfermos de cáncer de próstata haya pasado a ser más numerosa en el perfil de bajo riesgo que en el perfil de alto riesgo.

"En realidad, la prueba no tiene riesgo por sí misma, lo que puede tener consecuencias es la biopsia que se debe realizar para confirmar la existencia de un tumor en la próstata, ya que ésta puede producir en un tercio de los pacientes dolor, fiebre, infección, sangrado o dificultades a la micción e inclusive en un 1 por ciento pueden precisar hospitalización. Así, el sobrediagnóstico asociado al 'screening' es difícil de determinar, pero se estima que está entre un 17 por ciento y 50 por ciento, dependiendo de los diferentes estudios realizados", ha recalcado Torrecilla.

Asimismo, ha insistido en la importancia de la detección precoz y en que el cáncer no se cura sin tratamiento, a pesar de que algunos tumores de próstata, dada su lenta evolución, no llegan a "interferir" en la vida del paciente y por tanto no contribuyen a ser la causa de la muerte del paciente.

PERSPECTIVAS DE DIAGNÓSTICO

Actualmente no existe ninguna prueba diagnóstica contrastada y alternativa a este tratamiento, con el que se diagnostican actualmente la práctica totalidad de los casos, aunque en el futuro se cree que las pruebas por imagen delimitarán con mayor precisión a qué pacientes hay que hacerles una biopsia y a cuáles no.

Por ello, el experto de la SEOR ha ratificado que es en la actualidad el 'test' de PSA que con mayor frecuencia orienta hacia la posibilidad de la existencia de un cáncer de próstata, aunque no es una confirmación de su existencia.

"No debemos demonizar el 'test' por el riesgo que tiene de llevarnos a sobrediagnósticos o sobretratamiento, sino que debemos desarrollar protocolos o modelos de diagnóstico que, a partir de la alarma que nos da el aumento del 'test' de PSA, nos lleve al diagnostico de los tumores de próstata, sin la necesidad de realizar biopsias repetidas", ha zanjado.