19 de febrero de 2015

La OMS urge aumentar la inversión para combatir las enfermedades tropicales desatendidas

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) denuncia que actualmente hay 17 enfermedades tropicales que están desatendidas a nivel mundial y afectan a más de 1.500 millones de personas en el mundo --entre las que destacan el dengue, el chagas, la lepra o la rabia, entre otras-- y por ello reclama una mayor inversión a los países afectados que, según sus cálculos, no representaría más del 0,1 por ciento del gasto sanitario de cada país hasta 2030.

Este tipo de patologías causan ceguera, deformidades, discapacidad permanente e incluso fallecimientos, en especial en países de medianos y bajos ingresos, de ahí que este organismo de Naciones Unidas exija una "mejor distribución" de los recursos económicos para "aliviar" esta situación, ha defendido su directora general, Margaret Chan.

En un informe publicado este jueves, la OMS destaca los avances que se han conseguido en los últimos años y los atribuyen a un mejor acceso de los servicios sanitarios. Por ejemplo, sólo en 2012 hubo más de 800 personas que recibieron tratamiento al menos contra una de estas patologías, lo que ha permitido que en 2014 apenas se hayan declarado 126 casos de dracunculosis (frente a los 1.800 registrados en 2010) y esté a punto de conseguir su erradicación.

Sin embargo, en otros casos el avance es mucho más lento, como en la enfermedad del dengue, que ya está presente en más de 150 países.

Ante esta situación, la OMS aboga por fortalecer la capacidad de anticiparse y afrontar nuevos problemas en materia de salud y prevención de vectores como consecuencia del cambio climático, ya que muchas de estas enfermedades son transmitidas por insectos y están avanzando ante una progresiva urbanización no planificada, los movimientos de población y los cambios ambientales.

ALGUNAS "YA NO SON TROPICALES"

De hecho, ha añadido Dirk Engels, director del Departamento de Control de Enfermedades Tropicales Desatendidas de la OMS, algunas de estas enfermedades "ya no son estrictamente tropicales" y tienen un potencial de propagación que ofrece "argumentos sólidos para combatirlas y eliminarlas lo antes posible".

Por ello, defienden la progresiva implantación de la cobertura sanitaria universal, para lograr que toda la población tenga acceso a servicios de salud preventivos y evitará que muchos pacientes dependan de su poder adquisitivo para ser atendidos.

Asimismo, este organismo entiende que en 2017 debe mejorarse aun más el acceso a tratamientos preventivos, hasta alcanzar los 1.500 millones de personas. Y en la medida en que las enfermedades vayan descendiendo o erradicándose, irá descendiendo este número.

2.900 MILLONES DE DÓLARES ANUALES

Para conseguir estos objetivos, la OMS calcula que es necesario realizar una inversión anual de 2.900 millones de dólares anuales hasta 2020 (unos 2.500 millones de euros) que podría reducirse a 1.600 millones anuales (unos 1.400 millones de euros) entre el año 2021 y 2030.

Una inversión que ascendería a un total de 34.000 millones de dólares (unos 29.800 millones de euros) en 16 años sin tener en cuenta los ahorros que se consigan mediante la donación de algunos medicamentos u otro tipo de contribuciones. Además, recuerda este organismo, las inversiones anuales irían disminuyendo a medida que las enfermedades se vayan erradicando.