13 de noviembre de 2012

La OMS quiere reducir el 25% en la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles en 2025

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Organización mundial de la Salud (OMS) ha marcado entre los objetivos globales voluntarios de sus Estados miembros la reducción del 25 por ciento en la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles en 2025, según ha quedado patente dentro del primer marco de vigilancia mundial, donde se han adherido a ocho retos más.

"El nuevo marco de vigilancia mundial nos permitirá evaluar el progreso a través de la configuración regional y nacional, y para monitorizar las tendencias", ha señalado el presidente de la reunión de la OMS, Bjorn-Inge Larsen, para quien "los objetivos impulsarán el progreso en la prevención y control a nivel nacional, regional y mundial".

Además de los nueve objetivos, se han marcado 25 indicadores mundiales para prevenir y controlar enfermedades tales como enfermedad cardiaca, diabetes, cáncer, enfermedad pulmonar crónica y otras enfermedades no transmisibles.

El proyecto, según informa la OMS en su web, tiene como objetivo centrar los esfuerzos para abordar el impacto de las enfermedades no transmisibles y evaluar los progresos realizados en la reducción de enfermedades asociadas y la muerte; la reducción de la exposición a los principales factores de riesgo para las enfermedades, incluyendo el consumo de tabaco, el uso nocivo del alcohol, la dieta poco saludable y la inactividad física, y la respuesta de los sistemas nacionales de salud a las enfermedades no transmisibles.

La subdirectora general de Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OMS, el doctor Oleg Chestnov, entiende que "los indicadores y los objetivos voluntarios globales son los pilares de nuestra lucha contra las enfermedades no transmisibles", y "van a sentar las bases para la promoción, la sensibilización, reforzando el compromiso político y la promoción de una acción global para hacer frente a estas enfermedades mortales".

Los Estados miembros llegaron a un consenso sobre los objetivos e indicadores de durante una reunión oficial que ha durado tres días y que tuvo lugar en Ginebra, entre el 5 y 7 de noviembre. A la reunión asistieron 119 Estados Miembros de OMS, la Unión Africana, la Unión Europea y 17 organizaciones no gubernamentales.

El marco de vigilancia mundial será considerado ahora por primera dentro del Consejo Ejecutivo de la OMS en su 132 ª reunión, en enero de 2013 y luego se presentará a la Asamblea Mundial de Salud en mayo de 2013 para su examen y aprobación.

Además de la lucha contra la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles, se han marcado reducir el consumo nocivo de alcohol, el tabaco y la inactividad física, el consumo de sal, el control de la presión arterial elevada, la diabetes y la obesidad, la promoción de la terapia con medicamentos y asesoramiento, y los medicamentos y tecnologías para las enfermedades no transmisibles.

Y, entre los indicadores, se encuentra la incidencia de cáncer, el consumo nocivo de alcohol o de frutas y verduras bajo, la vacunación contra la hepatitis B, las políticas para eliminar los aceites vegetales parcialmente hidrogenados de suministro de alimentos, y la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Además de la lucha contra la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles, se han marcado reducir el consumo nocivo de alcohol, el tabaco y la inactividad física, el consumo de sal, el control de la presión arterial elevada, la diabetes y la obesidad, la promoción de la terapia con medicamentos y asesoramiento, y los medicamentos y tecnologías para las enfermedades no transmisibles.

Y, entre los indicadores, se encuentra la incidencia de cáncer, el consumo nocivo de alcohol o de frutas y verduras bajo, la vacunación contra la hepatitis B, las políticas para eliminar los aceites vegetales parcialmente hidrogenados de suministro de alimentos, y la vacunación contra el virus del papiloma humano.