19 de noviembre de 2012

La OMS se defiende de las acusaciones de un posible trato de favor a la industria de alimentos y bebidas

La OMS se defiende de las acusaciones de un posible trato de favor a la industria de alimentos y bebidas
OMS

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la doctora Margaret Chan, ha afirmado que la organización utiliza un "proceso riguroso" para proteger su trabajo de la influencia de una industria indebida. Así, se defiende de las acusaciones de diferentes medios sobre un posible trato de favor a la industria de alimentos y bebidas, tras recibir fondos destinados al control y prevención de enfermedades no transmisibles (ENT).

"Varios artículos recientes de los medios están creando desinformación y confusión en el campo de la salud pública. Las denuncias de estos artículos están equivocadas", señala a través de una declaración publicada en la web de la organización, donde, además, informa de que "la organización no acepta fondos de los fabricantes de bebidas y alimentos para el trabajo en la prevención y control de ENT".

"El sector privado desempeña un papel importante, junto con otros actores clave en la adopción de medidas para mejorar la salud. Cuando la OMS trabaja con el sector privado, la organización toma todas las medidas posibles para asegurar su trabajo, desarrollar políticas y directrices, protegiéndose de la influencia de la industria", afirma.

Aunque no niega que en alguna ocasión la OMS podría colaborar con el sector privado, recuerda que, debido a la política interna de la organización, "utiliza un proceso riguroso para proteger su trabajo de influencia de la industria indebida" y, aclara, "no se pueden buscar ni acepta contribuciones de las empresas que tienen un interés comercial directo en el resultado del proyecto hacia el cual estaría contribuyendo".

Así, todos los expertos que trabajan en grupos de asesoramiento para el desarrollo de normas, estándares y directrices están obligados a revelar sus intereses dentro del área del comité consultivo de trabajo. Si un interés declarado es potencialmente significativo, entonces el experto debe ser excluido de la reunión o darle un papel restringido.

Recientemente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dependiente de la OMS, era acusada de recibir dinero de estos sectores para diversas campañas contra la obesidad. Al respecto, afirma Chan que, "como se mencionó en los informes de los medios de comunicación, en su calidad de la OPS, los fabricantes de alimentos y bebidas han contribuido económicamente en el marco de un foro multisectorial contra las ENT".

Por otra parte, explica que la OMS se ha comprometido a reducir los impactos en la salud pública asociados con las enfermedades no transmisibles y, por este motivo, añade entre sus acciones pasadas se encuentra el haber convocado al sector privado para promover medidas para aplicar recomendaciones para reducir la exposición a los factores de riesgo que contribuyen a las enfermedades no transmisibles.

Sin embargo, pese al trabajo que se pueda desempeñar en colaboración con este sector, "la organización no tomará dinero de las compañías privadas que trabajan en la producción alimentaria y de bebidas para la prevención y control de ENT como se deduce de los artículos de los medios de comunicación ", concluye.