12 de febrero de 2021

La OMS alerta de que Europa va a ser la única región del mundo que no reduzca un 30% el tabaco en las mujeres en 2025

La OMS alerta de que Europa va a ser la única región del mundo que no reduzca un 30% el tabaco en las mujeres en 2025
Mujer fumando un cigarro. - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado, en el informe 'A través de una lente de género: las mujeres y el tabaco en la región europea de la OMS', de que Europa va a ser la única región del mundo que no va a cumplir con el objetivo de reducir, entre los años 2010 y 2015, el 30 por ciento del consumo de tabaco en las mujeres.

De hecho, el trabajo ha puesto de manifiesto que, aunque el tabaquismo entre las mujeres está disminuyendo a nivel general, la tasa está disminuyendo a un ritmo mucho más lento que en los hombres y, de hecho, en algunos países está aumentando.

Por ello, el organismo ha destacado la importancia de reorientar los esfuerzos de control del tabaco en toda Europa para enfrentar activamente los intentos de la industria tabacalera de "enganchar" a las mujeres y las niñas con los productos del tabaco y, además, promover políticas de transformación de género como una alta prioridad.

"La industria tabacalera está encontrando formas innovadoras de promover sus productos mortales entre las mujeres, por ejemplo, a través de personas influyentes en las redes sociales y la financiación de grupos de mujeres. Las viejas tácticas de diseño y empaque de productos con enfoque de género siguen siendo un desafío para el control del tabaco. La acción sustantiva sobre este elemento de la comercialización del tabaco es fundamental para abordar las altas tasas de tabaquismo entre mujeres y niñas", han señalado desde la OMS.

Y es que, prosigue, la industria tabacalera se dirige activamente a las mujeres jóvenes y las niñas de diversas formas para fomentar la adicción a los productos del tabaco, por lo que la prevención temprana es fundamental. La OMS estima que el 12 por ciento de las niñas de 13 a 15 años de edad consumen tabaco en Europa, 1,5 veces la media mundial del ocho por ciento.

"Esta publicación puede ser una herramienta importante para inspirar a los países a implementar estrategias sensibles al género en el control del tabaco. Hasta ahora, no hay suficientes países que hayan tomado medidas, por lo que la inspiración es muy importante. Se agradece especialmente compartir ejemplos del marketing de la industria tabacalera hacia mujeres y niñas e información sobre productos novedosos", ha dicho la expresidenta de la Red Internacional de Mujeres Contra el Tabaco (INWAT), Margaretha Haglund.

A su juicio, existen dos obstáculos importantes para el control del tabaco centrado en las mujeres que ha encontrado en su carrera: la propia industria tabacalera y la falta de apoyo político para las acciones de control del tabaco.

"La industria tabacalera utiliza la falta de voluntad política para detener, retrasar y debilitar la legislación de control del tabaco. La industria se está dando cuenta gradualmente de que el cigarrillo convencional ya no será aceptado por la sociedad debido a sus dramáticos efectos en la salud, medio ambiente y economía. Por lo tanto, también estamos viendo un aumento en los productos de nicotina 'pura', aromatizados para atraer a las nuevas generaciones a la adicción a la nicotina", ha apostillado.

Dicho esto, ha subrayado la importancia de que los países ratifiquen y observen el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), un tratado adoptado por la Asamblea Mundial de la Salud en 2003. "No existe una fórmula mágica para reducir la prevalencia del tabaquismo en las mujeres. Pero todos los países necesitan lo mismo: la implementación del CMCT al más alto nivel", ha asegurado.

Finalmente, la experta ha avisado de que la situación de salud de la mujer y el tabaco en la Región es "profundamente preocupante", lamentado que muchos países estén "rezagados "al desafiar las estrategias mortíferas de la industria tabacalera. "Hay ejemplos de las mejores prácticas en el control del tabaco disponibles y se pueden dar pasos concretos para cambiar el rumbo del tabaco. Con una fuerte voluntad política, es posible garantizar la salud y el bienestar de las mujeres y las niñas en toda la Región", ha zanjado.

Contador