21 de noviembre de 2006

La OMS alerta de que la epidemia mundial del sida continúa creciendo y ya hay 39,5 millones de infectados

La OMS alerta de que la epidemia mundial del sida continúa creciendo y ya hay 39,5 millones de infectados

GINEBRA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hoy de que la epidemia de sida continúa creciendo y ya hay 39,5 millones de infectados en todo el mundo. Además, existen "indicios preocupantes" de que en algunos países que tenían tasas de infección por VIH estables o en retroceso han vuelto a aumentar. Sin embargo, reconoció que se observan descensos en las tasas de infección en algunos países, así como tendencias positivas en el comportamiento sexual de los jóvenes.

Según el informe 'Situación de la epidemia de SIDA 2006' del ONUSIDA/OMS', dado a conocer hoy, actualmente viven con el VIH alrededor de 39,5 millones de personas en el mundo. En 2006 se produjeron 4,3 millones de nuevas infecciones, de las cuales 2,8 millones (65 por ciento) correspondieron a África subsahariana y hubo importantes aumentos en Europa oriental y Asia central, donde se observan algunos indicios de que las tasas de infección han crecido en más del 50 por ciento desde 2004. En 2006, 2,9 millones de personas fallecieron como consecuencia de enfermedades relacionadas con el sida.

La OMS destacó que los nuevos datos indican que en los países donde los programas de prevención "no se han sostenido o no se han adaptado a los cambios de la epidemia", las tasas de infección se mantienen estables o vuelven a subir.

En América del Norte y Europa occidental, a menudo los programas de prevención del VIH no se han sostenido y el número de nuevas infecciones se ha mantenido invariable. Así, tan sólo en unos pocos países de ingresos bajos y medianos se han reducido verdaderamente las nuevas infecciones. Y en algunos países en los que anteriormente se habían obtenido resultados satisfactorios en la reducción de nuevas infecciones, como Uganda, se ha frenado el ritmo o incluso están aumentando las tasas de infección.

El director ejecutivo del ONUSIDA, Peter Piot, consideró estos datos "preocupantes", ya que hasta fechas recientes la ampliación de los programas de prevención del VIH en estos países había obtenido buenos resultados. "Esto significa que los países no están actuando al mismo ritmo de sus epidemias", manifestó. Según dijo, "no sólo hay que intensificar drásticamente la acción, sino que ésta debe ser estratégica, orientada y sostenible para asegurar que el dinero llegue a los que más lo necesitan".

PROGRAMAS ADAPTADOS

El informe pone de manifiesto que la ampliación de los programas de prevención orientados y adaptados a las personas más expuestas al riesgo de infección por el VIH están logrando avances. Así, a lo largo del pasado decenio, en muchos países con epidemias generalizadas se han producido cambios positivos en el comportamiento sexual de los jóvenes: mayor uso del preservativo, aplazamiento del inicio sexual y menos parejas sexuales. Se observan claros retrocesos en la prevalencia del VIH entre jóvenes en el período de 2000 a 2005 en Botswana, Burundi, Costa de Marfil, Kenya, Malawi, Rwanda, Tanzania y Zimbabwe.

Según la OMS, en otros países, aunque se disponga de limitados recursos puede obtenerse un elevado rendimiento cuando las inversiones se centran en las necesidades de las personas con mayor probabilidad de exponerse al VIH. En China, están consiguiendo mejoras algunos programas orientados a profesionales del sexo que han contribuido a aumentar notablemente el uso del preservativo y a disminuir las tasas de infecciones de transmisión sexual, y los programas dirigidos a consumidores de drogas intravenosas. En Portugal, los diagnósticos de VIH entre este último grupo de población fueron casi un tercio (31%) más bajos en 2005, en comparación con 2001, como resultado de la ejecución de programas especiales de prevención orientados al consumo de drogas y el VIH.

Según la OMS, en muchos países, los programas de prevención del VIH no están llegando a las personas más expuestas al riesgo de infección, como las mujeres y las niñas. En África subsahariana, las mujeres continúan teniendo más probabilidades de infectarse por el VIH que los varones, y en la mayoría de los países de la región son ellas también quienes es más probable que cuiden de las personas infectadas por el VIH.

El director adjunto interino de la OMS, Anders Nordström, consideró "imperioso" continuar aumentando la inversión en servicios de prevención y tratamiento del VIH para reducir muertes y afecciones innecesarias por esta enfermedad.