14 de junio de 2006

Ocho de cada diez mujeres en edad menopáusica presentan bajos niveles de vitamina D y un mayor riesgo de osteoporosis

Ocho de cada diez mujeres en edad menopáusica presentan bajos niveles de vitamina D y un mayor riesgo de osteoporosis

CORDOBA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ocho de cada diez mujeres españolas en edad menopáusica presentan bajos niveles de vitamina D, "paradójicamente porque somos un país que no tiene cultura de tomar el sol a las horas en los que los rayos no son nocivos", según apuntó hoy el doctor Pedro Carpintero, del Servicio de Traumatología del Hospital Reina Sofía de Córdoba, quien advirtió que estas carencias de vitamina D "contribuye a aumentar el riesgo de aparición de osteoporosis".

Este experto, quien hoy presentó en Córdoba lo que se ha dado a conocer como 'Declaración española sobre la vitamina D en el manejo de la osteoporosis', explicó en declaraciones a Europa Press que "el 90 por ciento de la vitamina D que necesita el cuerpo se asimila por exposición al sol, mientras que el resto se encuentra en los alimentos".

Pese a ello, Carpintero, que se remitió a un estudio sobre la vitamina D elaborado hace unos años por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), lamentó que "en las regiones y países más soleados, como españa o Italia, huimos del sol en contraposición a lo que hacen en países como Suecia, donde su población presenta menos déficit de vitamina D".

Según explicó el también miembro de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatológica (SECOT), esta menor práctica a la hora de tomar el sol benigno se debe, en parte, "a esa falsa creencia popular de que para que la asimilación de vitamina D sea idónea tenemos que quemarnos prácticamente al sol, con el consiguiente riesgo que ello ocasiona de cáncer de melanoma".

De ahí, continuó este experto, el que se haya constituido la 'Declaración española sobre la vitamina D en el manejo de la osteoporosis', un documento "que va dirigido tanto a los profesionales sanitarios como a la población en general y que persigue reducir ese 80 por ciento de españolas que en edad menopáusica presentan bajos niveles de vitamina D".

Por último, sostuvo que las personas que presentan estos bajos índices de vitamina D "no sólo tienen un mayor riesgo de sufrir osteoporosis, sino que además dificultan los tratamientos para combatir esta enfermedad, a la par que son más caros".