15 de abril de 2008

Las obras en la vivienda del vecino y el tráfico en hora punta son los ruidos que más molestan a los españoles

Las obras en la vivienda del vecino y el tráfico en hora punta son los ruidos que más molestan a los españoles
EP

MADRID, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los ruidos que provocan las obras del vecino y el que genera el tráfico son los que más molestan a los españoles, según una encuesta realiza por GAES Centros Auditivos, con motivo del Día Mundial Contra el Ruido que se celebra mañana miércoles 16 de abril.

Así, el ruido que genera una obra molesta al 45 por ciento de la población, y es que puede llegar a alcanzar los 130 decibelios; mientras que el sonido que genera el claxon de un coche puede llegar a los 90 decibelios y una calle con circulación densa a los 130 decibelios, afectando al 43 por ciento de la población.

Además, el 48 por ciento de los encuestados calificó a su ciudad como muy ruidosa y el 37 por ciento como bastante ruidosa. Estos datos están acorde con recientes estudios realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que posicionan a España como el segundo país más ruidoso del mundo después de Japón.

En las últimas décadas, los niveles de ruido han crecido de forma desproporcionada y se calcula que más de 9 millones de españoles soportan unos niveles medios de ruido que superan el límite de tolerancia, establecido en 65 decibelios (dB). Además, se calcula que un 8 por ciento de los españoles tienen problemas auditivos, de los que el 30 por ciento de las personas mayores de 55 años padece pérdida auditiva en mayor o menor grado, y, según el INE, más del 30 por ciento de las viviendas sufren problemas de contaminación acústica.

Estos datos deben tenerse en cuenta, ya que la contaminación acústica puede llegar a causar importantes problemas de salud. Desde un aumento de las pulsaciones, estrés, dolor de cabeza o insomnio hasta un mayor riesgo cardiovascular, hipertensión, úlceras o pérdida de audición. Además, si bien estas secuelas desaparecen al cesar el ruido, una exposición continuada a niveles superiores a 90 decibelios puede producir una pérdida auditiva irreversible.

Por todo ello, y teniendo cuenta que más del 50 por ciento de los españoles nunca se ha sometido a una revisión auditiva, los expertos insisten en la necesidad de que todas las personas visiten periódicamente al especialista o un centro especializado para realizarse revisiones periódicas de sus oídos, ya que son tan importantes como las odontológicas o las de la vista.