16 de abril de 2015

Nuevas técnicas de diálisis reducen la mortalidad y la hipotensión

Nuevas técnicas de diálisis reducen  la mortalidad y la hipotensión
EUROPA PRESS

BARCELONA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las nuevas técnicas de diálisis mejoran la tolerancia hemodinámica y aumentan la seguridad cardiovascular de los pacientes, lo que se traduce en una reducción de un 30% de la mortalidad y un 28% de los casos de hipotensión durante el tratamiento, según ha revelado un estudio del Hospital Clínic de Barcelona y la Sociedad Catalana de Nefrología.

   El trabajo se ha presentado este jueves en la tercera edición del Simposio Internacional 'Update in Dialysis', que ha reunido a multitud de expertos en Barcelona bajo la organización del Clínic, Fresenius Medical Care y Amgen, han informado en un comunicado conjunto.

   La utilización de técnicas de diálisis perfeccionadas, como la hemodiafiltración en línea (HDF-OL), ha demostrado reducir la mortalidad cardiovascular en más de un 33% y la mortalidad por cualquier otra causa en un 30%.

   Asimismo, el tratamiento sustitutivo con hemodiafiltración 'on line' también provoca un descenso del 22% en las hospitalizaciones y de un 28% de los episodios de hipotensión durante el tratamiento.

   El 30% de los pacientes en diálisis sufre episodios de hipotensión durante el tratamiento, situación que unida a las habituales restricciones de la dieta, puede alterar la flora bacteriana y favorecer la isquemia intestinal.

   Según ha destacado el jefe de Sección de Diálisis del Servicio de Nefrología del Hospital Clínic, Francesc Maduell, los pacientes en diálisis pueden sufrir isquemias intestinales, que alteran la flora bacteriana y "posibilitan que gérmenes procedentes del intestino causen inflamación, aumento del riesgo cardiovascular y en ocasiones infecciones sistémicas".

   Hasta el 12% de la población padece una insuficiencia renal crónica, que requiere la incorporación del paciente a programas de hemodiálisis: actualmente hay cerca de 25.000 pacientes en España, de los que 4.000 están en Catalunya.

   En el 90% de los casos recibe tratamiento con hemodiálisis tradicional y en el 10% restante, diálisis de tipo peritoneal.