22 de septiembre de 2009

Una nueva terapia consigue retrasar el deterioro cognitivo de pacientes con Alzheimer

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El uso de la plasmaféresis, técnica que permite separar el plasma del resto de componentes sanguíneos, con la albúmina humana de Laboratorios Grifols consigue retrasar el deterioro de las funciones cognitivas de los enfermos de Alzheimer, según los primeros resultados de un estudio que acaban de ser publicados en la revista 'Drug News and Perspectives'.

La plasmaféresis terapéutica --utilizada en muchos hospitales, incluso para tratar algunas neuropatías-- consiste en la extracción de la mayor parte del plasma del paciente y se cambia por albúmina al reinyectar las células hemáticas suspendidas en una solución de dicha proteína, con lo que se consigue movilizar a la proteína amiloide Beta, relacionada con la enfermedad de Alzheimer, del líquido cefalorraquídeo a la sangre.

Según explicó uno de los autores de esta investigación, el doctor Joan Oliveras, en declaraciones a Europa Press, los pacientes que se sometieron a este procedimiento terapéutico consiguieron "una mejora inicial de su evolución cognitiva, que luego reapareció de forma más tardía hasta una definitiva estabilización de los parámetros iniciales".

De momento, todos los pacientes a quienes se les ha aplicado esta terapia presentaban un grado de la enfermedad de leve a moderado, y el proceso tuvo una duración máxima de dos horas.

No obstante, y aunque los resultados son "positivos y esperanzadores", este experto es precavido a la hora de extraer conclusiones definitivas ya que "estamos prácticamente en la mitad del ensayo".

En relación con esta enfermedad neurodegenerativa, causante de la mayor parte de las demencias en el mundo occidental, Grifols tiene en marcha otras líneas de investigación, entre las que destaca un ensayo clínico sobre el uso de la inmunoglobulina humana intravenosa (IGIV) en el tratamiento de esta patología.