27 de octubre de 2008

No tratar la obesidad a tiempo reduce entre 15 y 20 años la esperanza de vida de los pacientes, según expertos

No tratar la obesidad a tiempo reduce entre 15 y 20 años la esperanza de vida de los pacientes, según expertos

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

No tratar la obesidad a tiempo reduce entre 15 y 20 años la esperanza de vida de los pacientes, debido a complicaciones asociadas a la enfermedad como la diabetes mellitus, resistencia al tratamiento con insulina en pacientes diabéticos, hipertensión, elevación no controlada del colesterol y triglicéridos o enfermedades cardiacas y coronarias, según señalaron los expertos de la Unidad de Tratamiento de la Obesidad Mórbida de Clínica La Luz, con motivo de la edición de la 'Guía de la Obesidad'.

Esta publicación nace como respuesta a las dudas de los pacientes e información errónea que acompaña a la cirugía de la obesidad, y repasa mediante un lenguaje sencillo y directo cada una de las técnicas quirúrgicas, así como los procedimientos a seguir, según informó hoy el centro en comunicado.

El director médico de esta clínica, el doctor Enrique Pérez Castro, señaló que "a través de esta obra se pretende poner a disposición del paciente información útil y práctica sobre todo lo que debe saber referente a la obesidad". "Nuestro compromiso para con el paciente nos obliga a alertarle de los problemas de morbilidad y mortalidad a largo plazo de no contrarrestar a tiempo su problema de salud", matizó.

En cuanto a la laparoscopia, este experto explicó que "en la actualidad ya es posible intervenir a adolescentes de entre 12 y 13 años sin riesgos y a pacientes con sobrepeso con patologías asociadas con alteraciones en el metabolismo, de ahí el término de cirugía metabólica, como diabetes o hipercolesterolemia que antes no se trataban".

Por su parte, el responsable de la Unidad de Cirugía Laparoscópica de la Obesidad Mórbida de Clínica La Luz, el doctor Manuel Miras, explicó que "la operación de derivación gástrica (Bypass) es la técnica más efectiva, seguida de la gastrectomía tubular y la banda intragástrica".

"Se sabe que en los pacientes intervenidos mediante bypass gástrico y gastrectomía tubular, el éxito de reducción de peso es superior que en la colocación de la banda gástrica. No obstante, todas las técnicas presentan resultados que oscilan entre buenos y excelentes", puntualizó este experto. Además, añadió que en cualquier caso, la elección entre los distintos procedimientos quirúrgicos "debe basarse siempre en la preferencia del cirujano y los hábitos alimenticios del paciente".

Asimismo, el doctor Miras destacó que, entre otros logros, la laparoscopia ha conseguido de manera eficaz reducir la mortalidad y morbilidad de estas intervenciones frente a la obesidad severa. "El índice de mortalidad en cualquiera de los procedimientos laparoscópicos frente a la obesidad es significativamente inferior en comparación a la cirugía abierta, situándose entre el 0,5 y 1 por ciento".