27 de junio de 2008

No saltarse el desayuno y recuperar los juegos "tradicionales", claves para prevenir la obesidad infantil

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Recuperar los juegos tradicionales para fomentar la actividad física de forma divertida y realizar un desayuno completo cada mañana son las estrategias más eficaces a la hora de prevenir y combatir la problemática de la obesidad infantil, según concluyeron un total de 12 especialistas en nutrición y actividad física durante una cumbre de expertos celebrada en Toledo.

Durante el foro, se insistió en aspectos clave como la tendencia a inculcar y sensibilizar a padres, profesores y educadores en la idea de que "siempre que se practique de forma habitual ejercicio físico se estará ganando salud". En este sentido, el especialista cardiólogo en fisiología del ejercicio y ex jugador de baloncesto, Juan Antonio Corbalán, utilizó el símil comparativo de la actividad física con una hucha: "cuando hacemos ejercicio físico, ahorramos; cuando no lo hacemos, tiramos salud".

Asimismo, los expertos insistieron en la importancia que tiene para los niños el no saltarse el desayuno "ya que esto sólo conduce a tener más obesos en el futuro". Lo ideal es realizar cinco comidas al día e ingerir en cada una de ellas una ración de fruta o verdura para compensar un posible desequilibrio en el resto de ingestas.

Por otra parte, respecto a la alimentación y las emociones, "en la actualidad tendemos a compensar determinados sentimientos de frustración con la comida", según afirmó la especialista en Pediatría y Psiquiatría Infantil, María Jesús Mardomingo. Así, "en algunas familias se llegan a crear situaciones en las que la comida se convierte en el momento donde surgen los reproches, las discusiones y el hablar de problemas, cuando en realidad este es un momento que se debería aprovechar disfrutar e interiorizar valores positivos", añadió.