16 de octubre de 2006

Niveles altos de azúcar antes de una operación quirúrgica elevan el riesgo de coágulos, trombosis y embolias

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes que tienen altos niveles de azúcar en sangre antes de pasar por una operación quirúrgica corren un mayor riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos, trombosis de vena profunda e incluso embolias pulmonares después de la cirugía, según un estudio de la Universidad Tomas Jefferson en Filadelfia (Estados Unidos). Las conclusiones del estudio se han hecho públicas durante la reunión anual de la Asociación Americana de Anestesiologistas que se celebra estos días en Chicago.

Los científicos examinaron registros de cerca de 6.500 pacientes de cirugía de reemplazo de cadera y rodilla que habían sido atendidos en el Hospital Universitario Thomas Jefferson de Filadelfia entre los años 2003 y 2005.

Los investigadores examinaron cómo evolucionaban los pacientes con altos niveles de azúcar en sangre que no habían sido bien controlados antes de la cirugía. De estos pacientes, 38 tenían niveles elevados de glucosa en sangre (más de 250 mg/dl) en el día de las pruebas preoperatorios y en el día de la cirugía.

Los resultados muestran que aproximadamente el 10,5 por ciento de los pacientes con alto nivel de azúcar en sangre desarrollaron embolismo pulmonar tras la cirugía, una tasa 6,2 veces mayor que la esperada en la población general.

Boris Mraovic, autor principal del estudio, explica que hasta un 25 por ciento de todos los pacientes quirúrgicos llegan al hospital con niveles altos de azúcar. Otro 10 por ciento presenta niveles elevados debido al estrés prequirúrgico. El embolismo pulmonar, que puede provocar muerte repentina, se produce cuando un coágulo se desprende de una vena y circula hasta los pulmones.