18 de julio de 2014

Los niños pueden ahogarse en menos de tres minutos en las piscinas sin que sus padres se percaten

Los niños pueden ahogarse en menos de tres minutos en las piscinas sin que sus padres se percaten
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Durante el verano la piscina se convierte en uno de los lugares de ocio más frecuentado por los niños. Sin embargo, es un espacio que puede suponer un riesgo para su salud, prueba de ello es que un niño puede ahogarse en menos de tres minutos sin que sus padres se percaten del accidente.

Los expertos aseguran que en la mayoría de países los ahogamientos son una de las tres principales causas por lesiones no intencionales, registrándose las mayores tasas en menores de cinco años. Así, un tercio de las personas que son hospitalizadas por ahogamientos son menores de 14 años, según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Las comunidades autónomas que registran el mayor número de ahogamientos durante 2013 son Andalucía, Canarias, Comunidad Valenciana y Cataluña concentraron, seguidas por Galicia, Madrid, Murcia, Asturias, Castilla-León, Castilla- La Mancha, País Vasco, Aragón, Extremadura, Baleares, Navarra y Cantabria.

Para evitar que ocurra este tipo de accidentes, la Piscina de Abrisud ha lanzado la 'Campaña de Seguridad Infantil en la Piscina 2014', en la que se incluyen diez consejos de seguridad infantil en las piscinas que los padres deben inculcar a sus hijos, un decálogo para padres y un vídeo-cuento, para que estas normas puedan compartirse con los pequeños que no saben leer aún.

NO ES RECOMENDABLE METERSE EN EL AGUA JUSTO DESPUÉS DE COMER

Los consejos dirigidos a los niños son no bañarse solo, ponerse manguitos o chaleco hinchable, no lanzarse de cabeza en la parte menos honda, tener cuidado cuando al jugar o correr cerca de los bordillos, toboganes o escaleras, esperar un rato después de comer para hacer bien la digestión, entrar despacio en la piscina, no olvidar nunca los juguetes dentro del agua, ir rápidamente a avisar a una persona mayor en caso de que algún niño se haga daño, aprender a nadar bien y no abrir las vallas o cubiertas de la piscina sin el permiso de los padres.

En España hay unas 840.000 piscinas, de las cuales se calcula que en Andalucía hay unas 201.600, en Cataluña unas 151.200, en Levante 134.400, en Madrid 95.000, en el centro de la península 120.792, y en Canarias 12.000 (cifras no oficiales).