12 de marzo de 2006

Los neumólogos prevén que los casos de gripe sigan aumentando en las próximas dos semanas,pero menos que el año anterior

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) prevé que el actual brote de gripe común, cuya incidencia ha superado el umbral de los 80 casos por 100.000 habitantes, seguirá aumentando en las dos o tres próximas semanas, aunque descarta que llegue a alcanzar las tasas de intensidad que tuvo esta enfermedad el año pasado.

No obstante, los expertos consideran que los efectos se mantendrán en "límites moderados" por la probable mejoría del tiempo a corto plazo debido a la proximidad de la primavera, así como por los altos índices de vacunación de este año, y por lo "tarde" que se ha presentado este año el pico epidémico. En concreto, los casos de gripe han afectado particularmente a la mitad norte peninsular, Canarias y Ceuta.

Según la SEPAR, los grupos de edad que están siendo más afectados por la gripe son los niños de entre 5 y 14 años, y los que están en la franja de los cero a los cuatro años; mientras que las tasas más bajas corresponden a las personas mayores de 65 años, ya que la vacunación en este colectivo alcanzó una cobertura superior al 81 por ciento.

Además, precisaron los neumólogos, la similitud con el virus del año pasado hace que las vacunas de la última campaña sean "muy eficaces". En concreto, en al menos ocho de cada diez casos de gripe que se registran en la actualidad, los afectados no se hallaban protegidos por el preparado inmunológico.

En cualquier caso, los expertos recomiendan ventilar las habitaciones para renovar el aire, usar pañuelos desechables al toser o estornudar para impedir la transmisión del virus a través del aire, evitar los cambios bruscos de temperatura, no permanecer en ambientes cargados y lavarse periódicamente las mano, ya que son una de las principales vías de transmisión. Respecto al tratamiento insisten en que hay que descansar, beber mucho líquido y tomar algunos medicamentos analgésicos o antitérmicos.