17 de diciembre de 2015

La navarra María Errea, premio FUNCAS por su tesis sobre individuos y donación de órganos

Plantea ofrecer incentivos no económicos, como reconocimiento social, o preferencia en listas de espera para un trasplante por ejemplo

La navarra María Errea, premio FUNCAS por su tesis sobre individuos y donación de órganos
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La doctora en Economía por la Universidad Pública de Navarra (UPNA) María Errea recibe este viernes el premio de la Fundación Cajas de Ahorro (FUNCAS) Enrique Fuentes Quintana por su tesis doctoral sobre el comportamiento de los individuos a la hora de decidir ser donantes de sangre y órganos en vida.

En una entrevista con Europa Press, esta navarra, que actualmente es investigadora postdoctoral en el departamento de Salud Pública de la Universidad de Massachusetts Amherst (Estados Unidos), resume su tesis doctoral en la importancia de diseñar mecanismos de incentivos que sean capaces de aumentar el número de donaciones en España.

Precisamente, esta misma semana España alcanzaba un nuevo récord de donaciones de órganos en un solo día, un hecho con el que Errea recuerda que España es "líder" en donación de órganos, pero advierte de que se trata de un récord "coyuntural", ya que no siempre es así, y generalmente hay pocos donantes de vivo, e incluso hay años que no hay ninguno porque es "difícil" alcanzar la compatibilidad.

En este punto, recuerda que la donación de órganos en vida es complicada, ya que sólo se puede donar el riñón o un trozo de hígado, además de médula osea, y para que se lleve a cabo tiene que haber perfecta compatibilidad, y minimizar el riesgo de complicaciones post trasplante, tanto para el donante como para el receptor.

"En mi tesis planteo la posibilidad de ofrecer incentivos no económicos, como reconocimiento social, o establecer mecanismos de preferencia en las listas de espera para un trasplante o una transfusión en caso de necesidad", plantea la investigadora.

LAS CAMPAÑAS AUMENTAN LAS DONACIONES DE SANGRE

A su juicio, los mecanismos financieros, como el dinero, podrían tener efectos "perversos", llegando a disuadir al donante altruista, al cual no se quiere perder. "También evalúo en un trabajo el impacto de las campañas de donación de sangre, en el que la conclusión es que éstas aumentan la regularidad, así como la frecuencia de las donaciones", sostiene.

Por ello, insiste en que los incentivos no económicos funcionarían "mejor" a la hora de atraer donantes nuevos, y también para mantener a los donantes activos.

Acerca de en qué puede mejorar el sistema español de donaciones, Errea cree que hay que ofrecer más información sobre las donaciones de órganos porque en España la donación de órganos en caso de fallecimiento depende de haber declarado la intención de donar a los familiares cercanos.

"El porcentaje de rechazo por parte de los familiares en tal situación es cercana al 50%. Hay poca información y quizás muchas personas no tienen el carné no por que no quieran donar sus órganos, sino simplemente por que no se lo han planteado. Incrementando la información disponible se incrementa la conciencia de la necesidad. Esto podría suponer un aumento considerable de personas que estarían dispuestas a donar", recalca la experta, incidiendo en el problema actual en la donación de médula osea.

Sobre si afectan los recortes al sistema de donaciones, la investigadora navarra alerta de que "sí" y "mucho", y estos se traducen en recortes de personal, o por ejemplo en cambios en las instalaciones donde se producen las donaciones.

"El entorno para el donante es clave. No es lo mismo ir a donar sangre y que te llamen por tu nombre, que ir a donar y ser el número 45. No es lo mismo que te pregunten si aceptas donar los órganos en una habitación luminosa y con un buen sillón, que en un cuarto en penumbra. Los recortes también afectan al presupuesto que se puede dedicar a las campañas", resalta la también doctora en Economía.

Finalmente, subraya que el futuro de las donaciones se encuentra en las nuevas generaciones porque la población actual está envejeciendo, y de ellas dependerá que haya más o menos. Aquí recuerda que se puede donar "casi todo una vez fallecido", como por ejemplo la córnea, la cara, o el pelo.

"Debe abrirse el debate de ofrecer incentivos a la donación para atraer nuevos donantes, sin disuadir a los ya activos y a los que están dispuestos a donar de forma altruista", sentencia Errea.

EL PREMIO

FUNCAS es un 'think tank' dedicado a la investigación económica y social. Forma parte de la Obra Social de CECA. Desde 2007 premia la excelencia del trabajo de investigación económica y social en su formato académico por excelencia: la tesis doctoral.

Estos premios tienen como objetivo recompensar el esfuerzo, el compromiso y el duro trabajo que exige la realización de una tesis doctoral. Este premio consta en 4.000 euros y la publicación de la tesis en la colección Estudios de la Fundación. Recibirá el galardón este viernes en la sede de FUNCAS de Madrid.

Las líneas actuales de investigación de María Errea son el análisis de comportamiento de pacientes con problemas de salud mental, así como explorar posibilidades de mejora en el acceso a cuidados en salud y adherencia al tratamiento de este tipo de pacientes.