29 de diciembre de 2009

Nanopartículas que cooperan abren nuevas perspectivas a la nanofarmacología

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) han desarrollado un tratamiento de nanopartículas en dos fases que podría ayudar a superar los problemas que bloquean muchas de las actuales terapias basadas en la nanociencia.

Los científicos, dirigidos por Michael Sailor, desarrollaron un par de nanopartículas que funcionan en colaboración que podrían evitar los sistemas de defensas de anticuerpos del organismo y permitir que los fármacos circulen hacia un determinado objetivo, como las células del cáncer.

En una primera fase, una nanopartícula similar a un nanotubo dorado activador busca y descubre el tumor al completo. Esta molécula activadora puede comportarse como una antena, absorbiendo la radiación láser infrarroja externa.

La radiación calienta el tumor, lo que lleva a que las células produzcan una proteína llamada p32, que a su vez se une a los receptores del segundo tipo de nanopartícula llamada liposoma. La segunda nanopartícula puede incluir fármacos anticancerígenos que se unan de forma selectiva con el tratamiento inicial.

En una prueba del tratamiento de nanopartículas cooperante, los autores incluyeron en los liposomas un fármaco anticancerígeno llamado doxorubicina e inyectaron la medicación en ratones experimentales con tumores cancerosos.

Los investigadores descubrieron que el tamaño del tumor se veía significativamente reducido en comparación con los ratones que eran tratados con una única nanopartícula o ésta no era específica.