17 de diciembre de 2018

Los músicos de orquestas sinfónicas piden a Carcedo el reconocimiento de sus enfermedades profesionales

Los músicos de orquestas sinfónicas piden a Carcedo el reconocimiento de sus enfermedades profesionales
AMPOS

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Músicos Profesionales de Orquestas Sinfónicas (AMPOS) ha entregado a la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, un dossier en el que evidencian la relación causa-efecto entre su trabajo y la mayoría de las patologías que desarrollan, por lo que piden que se las reconozca como enfermedades profesionales.

La entrega del dossier, que recoge informes médicos de especialistas "a nivel mundial", ha tenido lugar este lunes en la sede del Ministerio. Después del encuentro, una orquesta formada por socios de AMPOS y dirigidos por Luis Cobos ha ofrecido un concierto a las puertas del Ministerio, en el que han interpretado, entre otras, la 'Danza Rusa' del Cascanueces de Chaikovski.

El objetivo del texto, en el que han trabajado durante los últimos tres años, es facilitar al Ministerio de Sanidad el trabajo de documentación para que se elaboren las guías de vigilancia de la salud laboral y los protocolos de detección de enfermedades relacionadas con la actividad laboral de los músicos. A su vez, han solicitado al Ministerio de Trabajo y el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) una entrevista para avanzar en el reconocimiento de estas enfermedades profesionales.

"No es una manifestación beligerante, solo hemos dicho lo que pensamos a través de la mejor forma que sabemos, la música. Es nuestra manera de evidenciar que, detrás de todo este maravilloso concierto, hay un trabajo enorme de todos los músicos, que sufren lesiones por las posiciones sostenidas extrañas durante mucho tiempo y los movimientos repetitivos", comenta el presidente de AMPOS, José Valentín Centenero, a Europa Press.

Esta serie de dolencias, "que no se aprecian porque desde el escenario se ve solo lo más bonito", incluyen por ejemplo la tendinitis. "Cuando vamos al médico nos dice 'será de fregar platos en casa'. Pues no, pasamos muchas más horas con un instrumento en la mano que fregando platos", señala Centenero.

En el extenso documento que han entregado a Carcedo, se evidencia la relación causa-efecto entre su trabajo, "tan bonito y aparentemente inocuo", con las lesiones, "que sí existen", tal y como ha recordado el presidente de AMPOS. "La ministra se ha comprometido a establecer un protocolo para que los médicos dispongan de esa información y sepan que tienen que prestar una atención especial a las lesiones de un músico, que pueden ser causadas por su trabajo", detalla.

Por su parte, Luis Cobos también se ha unido a esta reivindicación. "Los ven aquí tan contentos, pero las posiciones que tienen, por la forma de tocar los instrumentos, produce unas patologías que se pretende que sean reconocidas como enfermedades laborales. Se trata de normalizar esto y que, como en otras profesiones, se reconozca", ha defendido tras el concierto.

"Hay que cuidarlos, son los que nos dan la música y la maravilla del arte. No es una reivindicación sino una llamada de atención. Son los guardianes de la excelencia musical, y la música es un elemento de cohesión social, de divertimento, de arte y de talento", ha concluido Cobos.