28 de enero de 2009

Las mujeres tienen más pesadillas que los hombres, según un estudio

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un estudio dirigido por una investigadora de la Universidad Occidente de Inglaterra (UWE, siglas en inglés), en Bristol (Reino Unido), asegura que las mujeres tienen más pesadillas que los hombres y más desagradables en su carga emocional negativa, sobre todo relacionadas con vivencias de su vida pasada y sobre su familia.

El trabajo, realizado por la estudiante de Psicología de la UWE Jennie Parker, contó con la participación de casi 200 personas, 100 mujeres y cerca de 93 hombres, con edades comprendidas entre los 18 y los 25 y que, en su mayoría, eran estudiantes de primer año de Psicología en la UWE. La idea de focalizar su interés en un nuevo aspecto de los sueños partió, dice Parker, de sus propias pesadillas.

"Mis pesadillas tienen dos temas recurrentes, uno en el que aparezco en la playa de mi ciudad de nacimiento y la marea de repente comienza moverse muy rápido y una ola me arrastra; y el otro, que incluye dinosaurios vagabundenado de noche por las calles y mirándome a través de la ventana. Me preguntaba si estas experiencias eran comunes a otras mujeres", reconoció.

Años después, su inquietud se plasmó en un trabajo en el que buscó realizar una nueva lectura de los sueños. "Un primer estudio de los sueños me llevó a descubrir que los procedimientos de investigación de esta materia siempre analizaban la estructura de los sueños, pero dejaban sin estudiar, en términos académicos, el significado emocional en el análisis de los sueños. Así descubrí que, en general, las mujeres tienen pesadillas con más frecuencia que los hombres".

"Para descubrir más sobre los sueños de las mujeres pregunté a las participantes de mi proyecto que desarrollaran un sueño diario estructurado (...) y les pedí que grabaran sus sueños antes de tenerlos, una técnica diferente a la que se utilizó en estudios anteriores para analizar los sueños", explicó.

A través de este proceso, descubrió que las pesadillas de las mujeres se pueden dividir en tres categorías, los sueños de terror, de persecuciones o amenazas, de pérdidas y amor o sueños confusos. "Resultó evidente que la ansiedad que les generaban los sucesos de su vida pasada se convertía muchas veces en el tema de sus sueños", indicó, asegurando que las pesadillas de las mujeres suelen ser "emocionalmente más intensas y perturbadoras que las de los hombres".

Asimismo, en las pesadillas femeninas aparecen "más familiares y más emociones negativas y menos agresiones físicas que en las masculinas", señaló la investigadora, quien destacó que los hombres tienen en sus malos sueños "más referencias a ataques o a amenazas serias, pero menos insultos o ataques encubiertos". Además, los hombres tienen más referencias sexuales, mientras que las mujeres sueñan más con besos y fantasías sexuales de otro caracter.