17 de abril de 2006

Las mujeres de minorías étnicas tienen más riesgo que las blancas de tener una evaluación errónea en mamografías

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los errores de evaluación de las pacientes a través de mamografías se centran en Estados Unidos en las mujeres pertenecientes a minorías étnicas, como las afro americanas, lo que a su vez se traduce posteriormente en la existencia de diferencias en los datos sobre cáncer de mama entre las diferentes razas, según se desprende de un estudio de investigadores de la Universidad de California que se publica en el último número de la revista 'Annals of Internal Medicine'.

En concreto, según los investigadores, esta inadecuada evaluación, que afecta más a las afro americanas que a las mujeres blancas, sería la razón para explicar por qué entre las primeras se dan más diagnósticos de cáncer de mama en estadíos avanzados. Así, aunque durante los años 90 las tasas de mortalidad por cáncer de mama en Estados Unidos bajaron a medida que se incrementaba la realización de mamografías, estos descensos beneficiaban sobre todo a las mujeres blancas no hispanas, mientras que entre las afro americanas la mortalidad variaba muy poco a poco.

Los científicos han llegado a estas conclusiones tras analizar las mamografías de un millón de mujeres de 40 años de edad. "Encontramos diferencias significativas en las pautas de las mamografías en función de la raza y la etnia. Todas las mujeres de minorías éticas tenían más posibilidades de ser evaluadas incorrectamente que las blancas", explica la doctora Rebecca Smith-Bindman, principal investigadora del estudio.

Entre otros datos, descubrieron que sólo del 63 al 68 por ciento de las afro americanas, hispanas, asiáticas e indias norteamericanas eran sometidas frecuentemente a una evaluación, frente al 72 por ciento en el caso de las mujeres blancas. Además, el 18 por ciento de las mujeres blancas con cáncer de mama fueron inadecuadamente analizadas a través de mamografías previas al diagnóstico, porcentaje que se eleva al 34 por ciento en el caso de las afro americanas, el 24 por ciento de las hispanas y el 27 por ciento de las indias norteamericanas.