1 de febrero de 2011

MSF denuncia "limitaciones geográficas" para producir el genérico de un antirretroviral de Tibotec

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) advierte de que las "limitaciones geográficas" impuestas por la farmacéutica Tibotec --de Johnson & Johnson-- a las licencias para la producción de rilpivirina que ha concedido a tres empresas podrían hacer que este antiretroviral quedara, por su elevado precio, fuera del alcance de muchos pacientes pobres en Latinoamérica, Caribe y el centro y sudeste asiático.

Las limitaciones geográficas de estas licencias para la fabricación de este genérico, otorgadas a una empresa sudafricana y a dos indias, excluyen del acuerdo a estas regiones, donde no podrá llegar el genérico de este antirretroviral y por ello, Tibotec podría cobrar precios demasiado elevados por este fármaco.

"Las restricciones de las licencias impiden a estos países importar versiones genéricas de India, aun cuando adquieran las licencias exigidas por las patentes", denuncia MSF.

"La licencia que ha acordado (Tibotec) para este medicamento en África ha fijado un precio de más de 1.000 dólares (723 euros) por paciente y año, casi ocho veces más que el coste de la triple combinación estándar recomendada", añaden, reconociendo que temen que el precio de la rilpivirina "también sea elevado en aquellos países en vías de desarrollo que no quedan cubiertos por las nuevas licencias".

El director ejecutivo de la Campaña para el Acceso a Medicamentos Esenciales de MSF, Tido von Schoen-Angerer, lamenta que Tibotec "haya optado por una postura restrictiva y discriminatoria, concediendo unas licencias que más parecen una franquicia que una verdadera competencia de genéricos".

Ante esta situación, MSF urge a la concesión de licencias de producción de genéricos asequibles de los nuevos antirretrovirales ya que, a su juicio, "cada vez se conceden más patentes en los países productores de genéricos más importantes, como India, tal y como requieren las normas de comercio internacional".

Asimismo, insta a las farmacéuticas fabricantes de antirretrovirales "que se incorporen al Fondo de Patentes de Medicamentos", un nuevo mecanismo que permitiría a un número determinado de fabricantes de genéricos producir versiones más asequibles y combinaciones de dosis fija de dos o más medicamentos en una pastilla.

"Pedimos a Johnson & Johnson que mejore las condiciones de sus licencias y se incorpore al Fondo de Patentes", han manifestado desde MSF, que recuerda que más de cinco millones de pacientes reciben antirretrovirales en los países en desarrollo gracias al precio asequible de sus genéricos, pero que otros 10 millones de personas que lo necesitan con urgencia no tienen acceso a tratamiento.