9 de diciembre de 2014

La mortalidad por EPOC aumenta un 38,3%

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

La mortalidad por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) ha aumentado un 38,3 por ciento, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), por lo que la Asociación Canaria de Neumología y Cirugía Torácica (NEUMOCAN), con la colaboración de Novartis, ha organizado las II Jornadas Educativas para pacientes con EPOC, con el objetivo de formar a los pacientes y a sus familiares en los distintos aspectos de esta patología.

La EPOC afecta a unos dos millones de españoles y 210 millones de personas en todo el mundo, y el infradiagnóstico de esta patología en España se sitúa en el 73 por ciento, que según la neumóloga del servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria y presidenta de la Sociedad Canaria de Neumología, la doctora Alicia Pérez, esto se debe a que el paciente fumador subestima sus síntomas.

"Considera que toser y tener flemas es normal y, cuando la enfermedad está avanzada, que es cuando empieza a cansarse con la actividad física, o tiene su primera exacerbación es cuando realmente consulta". Además, la experta ha recalcado en estas jornadas que "la prueba diagnóstica por excelencia, la espirometría, no se ha implantado de forma rutinaria en atención primaria".

La experta también ha hecho hincapié en el diagnóstico precoz ya que así se evita el deterioro del paciente e los que se refiere a la función pulmonar, la limitación para la actividad física, las visitas a urgencias e ingresos hospitalarios, además de la morbimortalidad que conlleva la enfermedad.

Por último, una vez diagnosticada la enfermedad, los expertos destacan la importancia del autocuidado. Según el doctor del servicio de Neumología del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria y coordinador de la Jornada, Marco Figueira, "es un término aplicado a un programa de educación de pacientes encaminado a enseñar las aptitudes necesarias para realizar regímenes médicos específicos para la EPOC, guiar cambios de conducta de salud y prestar apoyo emocional a los pacientes para controlar su enfermedad". Por ello es tan importante informar y hacer partícipes de esta patología a los pacientes de EPOC y a sus familiares.