24 de agosto de 2009

Montero tranquiliza a la población y asegura que tres muertes en un fin de semana no es signo de ningún repunte

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, quiso reiterar su mensaje de tranquilidad tras los tres fallecimientos por gripe A que han tenido lugar este fin de semana, asegurando que es una "coincidencia" que en ningún caso está relacionado con "un repunte de la mortalidad por gripe".

"No hay ningún motivo para la alarma", señaló la consejera en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, recordando que se han producido en distintos puntos de la comunidad y "las fechas de ingreso fueron dispares". De hecho, son los primeros fallecimientos en Andalucía relacionados con este nuevo virus, por lo que la mortalidad en Andalucía está en las mismas tasas que en el resto de España.

Sobre la circunstancia de que los hijos de una de las víctimas habían sufrido gripe A y que ella no lo sabía, según la familia, Montero no ha querido "entrar en polémicas" porque entiende "el dolor, la indignación y la rabia por el fallecimiento". No obstante, "el hospital confirmó que la familia había recibido la información necesaria, y que incluso habían dado el consentimiento para que se le practicara la cesárea y para proporcionar el tratamiento" a la persona que dio a luz antes de fallecer.

Por otro lado, en una entrevista en la Cadena SER la consejera andaluza destacó que todavía no está decidido si se va a retrasar o escalonar la incorporación de los niños al curso escolar y, por el momento, están desarrollando su campaña de educación a los padres con visitas personales a los centros escolares para "dar la información y someterse a las dudas y preguntas sobre lo que inquiete a cada uno, antes de que se produzca un caso o un brote en un centro en concreto".

Además, recordó que Andalucía va a comenzar a vacunar de la gripe estacional en la última semana del mes de septiembre, dentro de lo acordado en la Comisión de Salud Pública, ya que "el volumen de población imposibilita que las farmacéuticas puedan entregar el medicamento".

"Lo adelantaremos no sólo para prevenir la llegada de la gripe común, sino para que, cuando llegue la oleada de la gripe pandémica, la estacional ya tenga resuelta su vacunación y se puedan dedicar todos los recursos íntegramente a la nueva gripe", señaló.