16 de septiembre de 2009

Una molécula de la bacteria de la tuberculosis abre la vía a nuevos tratamientos

Una molécula de la bacteria de la tuberculosis abre la vía a nuevos tratamientos
EP

MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Colegio Medico Weill de la Universidad de Cornell en Nueva York (Estados Unidos) han descubierto una nueva clase de moléculas pequeñas similares a fármacos que inhiben un complejo proteínico clave en la 'Mycobacterium tuberculosis' sin afectar al homólogo humano.

Según explican los autores de la investigación, que publican sus resultados en la edición digital de la revista 'Nature', estos componentes podrían conducir a nuevos fármacos muy selectivos para tratar la tuberculosis.

El proteasoma, un gran complejo proteínico que destruye proteínas innecesarias o dañadas, participa en una variedad de procesos similares y las micobacterias son los únicos patógenos bacterianos conocidos con proteasomas.

Se creía que el proteasoma de la 'M. tuberculosis' podía servir como una posible diana terapéutica pero los humanos también tienen proteasomas y no se sabía si sería posible obtener un inhibidor muy específico del proteasoma de la 'M. tuberculosis' que no afectara también a las células humanas.

Los científicos del trabajo actual, dirigido por Carl Nathan, identificaron una clase de moléculas pequeñas denominadas 'oxathiazol-2-ones' que actúan como 'sustratos suicidas' del proteasoma de la 'M. tuberculosis'. Los componentes reaccionan covalentemente con la localización activa del proteasoma de la 'M. tuberculosis' y lo inhiben de forma permanente.

Los autores destacan que no se observó ninguna toxicidad aparente a las células de mamíferos en concentraciones relativamente altas de los componentes. Los autores esperan que puedan desarrollarse estos componentes, o moléculas con estructuras similares, en formas económicas para ayudar a combatir la tuberculosis en todo el mundo.