18 de marzo de 2015

El Ministerio de Sanidad tiene como "prioridad" defender a los sanitarios

El Ministerio de Sanidad tiene como "prioridad" defender a los sanitarios
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, ha asegurado que la defensa de los profesionales sanitarios es una de las "prioridades" de su departamento ministerial y, especialmente, lo referido a la lucha contra las agresiones que sufren en su práctica clínica diaria.

Alonso se ha pronunciado así durante la entrega de una placa de reconocimiento a la labor del Ministerio contra las violencia a los sanitarios otorgada por la Organización Médica Colegial (OMC), coincidiendo con la celebración del Día Nacional contra las Agresiones a los Profesionales Sanitarios.

"Tenemos que tener tolerancia cero con la violencia en el ámbito sanitario y debemos realizar una defensa a ultranza de estos profesionales porque cuidar de ellos es cuidar el Sistema Nacional de Salud", ha apostillado el ministro.

Por ello, Alonso ha destacado la importancia de concienciar a la población sobre este tema y de que la lucha contra la violencia en el ámbito sanitario sea una prioridad política. Como muestra de ello, el ministro ha recordado que se ha incluido una enmienda en la Reforma del Código Penal que establece que las agresiones a los profesionales sanitarios del SNS sean consideradas como un delito de atentado contra la autoridad.

Dicho esto, el titular del departamento de Sanidad ha abundado en la "importante" labor que ha realizado este colectivo durante la crisis ya que, tal y como ha aseverado, han conseguido mantener, "en tiempos muy difíciles", la calidad del sistema sanitario.

"Por todo ello, la prioridad del Ministerio debe ser el fortalecimiento de esta profesión y darles nuevas opciones y posibilidades de recorrido en su trabajo para que sigan siendo una referencia de orgullo y prestigio para toda la población", ha apostillado Alonso.

CON LAS AGRESIONES A LOS SANITARIOS "TODOS PERDEMOS ALGO"

Por su parte, el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, ha avisado de que con las agresiones a los profesionales sanitarios toda la sociedad "pierde algo" y ha solicitado al ministro que "aumente" la sensibilidad del Gobierno en este tema con el fin de acabar "con esta lacra".

"Es un día que no nos gustaría celebrar. Es un día donde las agresiones no hacen más que entorpecer la vida cotidiana del SNS y, aunque sabemos que no van a desaparecer, por lo menos esperamos que disminuyan y que se traten de forma más adecuada", ha recalcado Rodríguez Sendín.

Además, el presidente de la OMC ha agradecido la labor realizada por el Ministerio porque, según ha recordado, hace unos tres años elaboró un Plan Nacional contra las agresiones a estos profesionales.

Finalmente, Rodríguez Sendín ha entregado a Alonso los resultados del último Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), que muestra que en los últimos cinco años se han registrado más de 2.000 agresiones a médicos en España, 344 de ellas en 2014, lo que representa un descenso del 2,8 por ciento con respecto al año anterior.

No obstante, en el informe se muestra que ha disminuido el porcentaje de denuncias y en el último año hasta uno de cada tres facultativos no emprende acciones judiciales contra su agresor. El mayor porcentaje de agresiones se produce en el sector público (83%) y en el ámbito de la Atención Primaria (48%). Y en el 18 por ciento de los casos acaba provocando lesiones en el médico.

"Cuando se escuchan gritos, descalificaciones, insultos, cuando se agrede a los profesionales más valorados por la ciudadanía, todo el mundo pierde algo y, sobre todo escandaliza a los que están en la lista de espera. No se puede hacer y hay que tener tolerancia cero contra todo tipo de agresiones. No es la agresión en sí lo que más hace sufrir a los profesionales, si no es cuando no se trata adecuadamente la continuidad de esa atención que se presta a los pacientes a pesar de que hayan sido agresores", ha zanjado el presidente de la OMC.