18 de marzo de 2014

El miedo al rechazo y la soledad afecta de manera "devastadora" a la salud

El miedo al rechazo y la soledad afecta de manera "devastadora" a la salud
EUROPA PRESS

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El miedo a sentirse rechazados y la soledad afecta de manera "devastadora" a la salud física y psíquica de las personas, ya que la sanidad mental y el bienestar emocional dependen de que los demás nos acepten, según ha asegurado la escritora Elsa Punset, con motivo de la publicación de su libro 'El mundo en tus manos. No es magia, es inteligencia social'.

   Un manual en el que, a lo largo de sus más de 200 páginas, Punset enseña al lector la importancia que tiene cuidar y entrenar la mente, recuperar la capacidad de decidir, consolidar la inteligencia social, comprender la banalidad del mal y afrontar la soledad. Además, a final de cada capítulo hay unos 'test' y consejos para comprender la mente y las competencias que van a permitir a las personas decidir, convivir y prosperar.

   "Quiero que los lectores comprendan el valor que tiene ser pioneros en el entrenamiento de la mente. Y es que, está demostrado que podemos entrenar nuestro cerebro de una manera fácil y, a la vez, paralela a la forma en la que ejercitamos nuestro cuerpo", ha comentado la escritora.

   Y es que, según ha lamentado, la sociedad actual vive de "espaldas" a la mente y no se para a pensar y comprender aspectos de la vida tan importantes como, por ejemplo, qué es lo que les hace felices o infelices, o cómo de interactúan con los demás.

   Asimismo, Punset ha advertido de que no se está dando el valor que tiene el dolor emocional y social y que, por tanto, no se está invirtiendo en políticas de salud mental. "La transformación social acelerada que vivimos nos genera presiones psicológicas que pueden desembocar con facilidad en estrés y en un malestar psíquico y emocional", ha avisado.

   Finalmente, la escritora ha hecho alusión a las redes sociales y a la forma en la que las personas se relacionan a través de ellas. En este sentido, ha informado de que aunque Internet aporta grandes beneficios a los usuarios como, por ejemplo, la posibilidad de estar más conectados con las personas queridas o de intercambiar ideas, también hace que no se genere empatía, imprescindible en las relaciones humanas.

   "Muchas veces nos hacemos daño en las redes sociales porque en ellas no funciona la empatía ya que ésta sólo existe en el contacto físico. Por ello, es necesario aprender a comunicarse a través de este medio pero sin dañarse, un aspecto que se trata en el libro", ha apostillado Punset, para zanjar insistiendo en la necesidad de que las personas entrenen sus cerebros.