3 de abril de 2019

Los médicos plantean a los políticos un pacto de "al menos dos legislaturas" para reformar el sistema sanitario público

Los médicos plantean a los políticos un pacto de "al menos dos legislaturas" para reformar el sistema sanitario público
ANA PASTOR/TWITTER

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha pedido a todos los partidos políticos, en el marco del periodo electoral que se extenderá hasta mayo, que se comprometan a un acuerdo político "al máximo nivel" de "al menos dos legislaturas" que reforme el Sistema Nacional de Salud (SNS) y garantice su calidad.

De esta forma, el máximo representante de los médicos españoles ha abogado por un nuevo modelo de financiación del SNS "suficiente y sostenible", que "garantice la equidad" entre todas las comunidades autónomas y que contemple una "evaluación continuada" de resultados en salud. La mejora del SNS necesita, igualmente, un "plan de acción inmediato" en Atención Primaria, ha comentado durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum.

Dentro de este marco, ha planteado que el Congreso designe una comisión de expertos que marque los principales problemas de organización y funcionamiento del Sistema Nacional de Salud y, tras una evaluación, proponga medidas de mejora específicas en un informe "de referencia" para las reformas legislativas pertinentes. Igualmente, ha apostado por un pacto por los profesionales, contra la precariedad, apostar por mejorar los recursos humanos del SNS y contar con los profesionales en los nuevos modelos de gestión.

Sobre todos estos cambios, Romero, que ha sido introducido por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha señalado que el nuevo Gobierno de Andalucía "puede traer frescura y resolver problemas cronificados". "Hay un cambio de aires que conlleva nuevos escenarios. Hay cierta esperanza desde la profesión, porque en Andalucía venimos de una situación compleja en lo laboral. Esperamos de la nueva Consejería de Sanidad que tenga valentía para realizar alguna de nuestras propuestas", ha agregado.

"SÍNTOMAS DE AGOTAMIENTO"

El presidente de la OMC ha reivindicado que el SNS es "el mejor servicio público que presta el Estado", pero ha advertido de que "da síntomas de agotamiento". "Nos hace sentir orgullosos. Es un gran patrimonio colectivo de los españoles. Pero ha habido un declive del ánimo, de capacidad reformista y de competencia técnica para ensayar procesos de cambio y reforma. Y la crisis lo ha erosionado aún más", ha asegurado.

Asimismo, ha incidido en que el SNS tiene "problemas de suficiencia y sostenibilidad que hay que atajar tras una larga etapa de restricciones, pero también tiene que acometer reformas en su arquitectura organizativa y técnica". "Aunque ha sido resiliente, sus holguras son cada vez menores y los pacientes notan que empeoran todos los servicios asistenciales y que han de soportar mayores esperas", ha añadido.

En este punto, ha recordado que, según datos del Ministerio de Sanidad, las listas de espera quirúrgica han pasado de 65 días en 2010 a 115 días en 2016. Además, en relación a los recortes de los últimos años, ha expuesto que entre 2011 y 2014 las CCAA redujeron su gasto en personal de los servicios sanitarios en un 9,6 por ciento, de acuerdo con un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada.

"NOS SENTIMOS MALTRATADOS"

El presidente ha alertado de que "será difícil" mantener la calidad del modelo sanitario con un 5,57 por ciento del PIB para 2020, tal y como el Gobierno ha comunicado a Bruselas en la actualización del Programa de Estabilidad 2018-2021. "No solo hay falta de voluntad política. Hay pánico de los responsables políticos y gestores para afrontar conflictos y reacciones en la opinión pública. Durante la crisis, el Gobierno ha desatendido de forma indiscriminada al SNS", ha criticado.

Toda esta situación ha llevado, según Romero, a una desmotivación de los profesionales, entre otras razones, por los recortes durante la crisis. Así, la bajada de los salarios y la "mala calidad" del empleo han conducido a una temporalidad "injusta y evitable". A su juicio, esto ha producido "desmotivación y ruina de vocaciones" entre los médicos.

"Hay jóvenes que hacen la maleta y se van fuera o se refugian en pequeños universos locales intentando articular un proyecto de vida personal o familiar. La profesión médica se siente maltratada. Pedimos que depongan la desinversión, se aumente la calidad del empleo y las retribuciones. No estamos contentos con la situación actual. Pero, en cualquier circunstancia, seguiremos honrando el compromiso con la ciencia y los pacientes", ha argumentado.

En este contexto, ha reconocido la existencia de "un problema de demografía importante", y ha incidido en que "no se ha sabido plantear medidas" para afrontar el futuro de la profesión, con la jubilación de "unos 60.000 médicos" en los próximos años. "Vamos a pasar unos años complicados, especialmente en algunas especialidades. No basta con crear más facultades de Medicina, sino valorar qué hacemos con los médicos que no consiguen especializarse", ha comentado.

En cualquier caso, ha puntualizado que "no existe un problema de pérdida de vocación" ni entre los profesionales actuales ni entre aquellos que se están formando. "Tenemos a la mejor generación de médicos de la historia. Los que están saliendo de las facultades son los números uno. Tenemos que enviar un mensaje de tranquilidad a la sociedad: hay síntomas de desilusión, pero no estamos quemados. Somos críticos porque hay que recobrar la ilusión que nosotros tuvimos, pero los jóvenes están plenamente motivados", ha defendido.