9 de febrero de 2007

Médicos del Mundo despliega un equipo en Luanda para reducir el riesgo de transmisión del cólera

Médicos del Mundo despliega un equipo en Luanda para reducir el riesgo de transmisión del cólera

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS)

La ONG Médicos del Mundo ha enviado un equipo a Luanda, capital de Angola, para intentar hacer frente a la epidemia de cólera que asola el país, que ha dejado ya 3.000 muertos, y facilitar el acceso a los tratamientos a la población, informó hoy la organización en un comunicado.

Así, un coordinador médico, un logista y tres sanitarios se han desplazado a la zona --concretamente a la comuna de Kikolo, en el municipio de Cacuaco--, donde ya han levantado un Centro de Tratamiento de Cólera.

La epidemia de cólera se declaró oficialmente el 19 de febrero de 2006 en Boa Vista, en la periferia de Luanda, y hasta el momento se han declarado más de 60.000 casos y 3.000 muertes por la enfermedad. Médicos del Mundo recuerda que "las últimas inundaciones y, sobre todo, el aumento de los casos reportados desde el pasado 12 de enero hacen temer por un rebrote de la epidemia".

En este sentido, el coordinador del dispositivo de emergencia enviado, Javier Arcos, advirtió de que "esta semana los casos detectados en la provincia se han multiplicado por diez hasta alcanzar los cien". Aunque Arcos reconoce que, tras las inundaciones, en las que 67 personas murieron y 22 desaparecieron, la ausencia de precipitaciones "está ayudando a mantener la situación bajo un cierto control".

Además del centro sanitario con 80 camas, Médicos del Mundo tiene previsto iniciar en los próximos días una campaña de movilización social para informar y sensibilizar a la población "en medidas preventivas para reducir el riesgo de transmisión". También se formará a técnicos en los centros de salud de la red de atención primaria y se distribuirán medicamentos y material sanitario, entre otras acciones para dar respuesta al brote.

La presencia de los equipos de Médicos del Mundo en Angola a través de los proyectos de cooperación que impulsa en el país ha permitido una intervención rápida y coordinada.

La epidemia de cólera desatada el pasado año alcanzó cotas desconocidas en el país desde 1996 y se teme que el rebrote apuntado en estas primeras semanas de 2007 alcance dimensiones aún mayores en un país en el que las llegadas de las lluvias es vista con temor por las agencias humanitarias.