31 de marzo de 2014

Los médicos insisten en que la nueva ley debe permitir abortar por malformación fetal grave

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha mostrado su desacuerdo con varios puntos de la nueva ley del aborto que prepara el Gobierno, y, entre otras cuestiones, ha pedido que las malformaciones fetales graves puedan considerarse un supuesto para interrumpir el embarazo, "sin esperar a argumentos o vías articuladas alternativas para tenerlo que afrontar".

Así lo ha aseverado durante su participación en un desayuno informativo organizado por Forum Europa, en el que ha pedido que la reforma defina cuáles son tales malformaciones graves y ha criticado que, en caso estar permitido, "dos médicos deban considerar o aventurar lo que va a pasar en un futuro con la salud de la mujer que desea abortar".

Y, de igual modo, ha apostado por defender la maternidad responsable y proteger a las familias que tienen hijos con deficiencias.

Rodríguez Sendín reconoce que cuando se apruebe la norma tendrán que ajustarse "necesariamente" a la ley, pero desde la OMC también deben ajustarse a la "múltiple y variada forma de pensar de los médicos".

"El mandato primero es defender la vida, pero debemos hacerlo compatible con otros valores que existen en nuestra sociedad, que no es homogénea", ha defendido.

El presidente de la OMC ha recordado que la actual Ley también la criticaron por aspectos que les parecían "negativos y que debían ser mejorados".

Y en este caso, añade, se deben buscar fórmulas que "permitan convivir a todos, que no den la victoria a nadie sobre nadie, y que cada uno pueda optar libremente por lo que crea más acorde".