14 de septiembre de 2015

Los médicos formarán mediadores sanitarios para resolver conflictos

Los médicos formarán mediadores sanitarios para resolver conflictos
OMC

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Organización Médica Colegial (OMC) ha puesto en marcha un programa de formación que otorgará el título de mediador sanitario como alternativa a algunos conflictos civiles que suelen resolverse por vía judicial, como negligencias médicas, agresiones al personal sanitario, desacuerdos y demoras en la asistencia, supresión de citas previas o actos quirúrgicos o actitudes negativas del médico.

El curso se pone en marcha en cumplimiento de la Ley de medicación en asuntos civiles y mercantiles de 2012, y el objetivo es hacer un listado de "mediadores sanitarios" y abrir espacios habilitados para ello en los colegios de médicos con el objetivo de "crear cultura de mediación y buscar una alternativa a numerosos conflictos que afectan a pacientes, profesionales, administraciones e instituciones", ha señalado Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC.

El mediador debe ser imparcial y neutral a la hora de intervenir entre dos partes en conflicto para alcanzar una solución consensuada y, en el caso de la mediación sanitaria, tiene como objetivo resolver conflictos que se producen entre médico y paciente, entre profesionales, o entre estos y la Administración sanitaria y empresas en las que prestan sus servicios.

Además, también puede servir para prevenir conflictos, así como la litigiosidad por responsabilidad médica profesional que se produce por reclamaciones de los pacientes, en casos de conflicto en los que los profesionales reclaman contra la Administración por procedimientos de selección de personal o contratación administrativa, entre otros.

Estas situaciones dan pie a quejas, reclamaciones y denuncias que plantean conflictos civiles y, aunque habitualmente se resuelven por vía judicial, desde la OMC entienden que "podrían resolverse de un modo más sencillo, rápido y eficaz como es con la mediación sanitaria".

POR VÍA 'ON-LINE'

El curso, de metodología 'on-line' a través del Campus Virtual de la Fundación para la Formación de la OMC, va dirigido a médicos y otros profesionales con titulación universitaria, y pretende dotarles del conocimiento teórico y práctico necesario para su actuación como mediador cualificado en el ámbito de la salud.

Entre los temas enseñarán a determinar el tipo de conflicto sanitario que se somete a mediación; conocer los diferentes sistemas de resolución de conflictos, tanto judiciales como extrajudiciales; conocer el procedimiento de mediación y aplicarlo a un conflicto sanitario; incorporar en el mediador herramientas de comunicación y gestión de emociones necesarias para el abordaje de diferentes situaciones presentadas.

Asimismo, permitirá analizar la organización del Sistema Nacional de Salud (SNS) y la legalidad sanitaria; conocer los derechos y deberes tanto de los Agentes Sanitarios como de los pacientes y la capacidad para intervenir en conflictos interculturales que se producen en el ámbito sanitario, son objetivos específicos de este curso.

El curso, que comenzará el próximo día 26 de octubre, consta de 100 horas de duración, 35 de ellas prácticas con simulaciones de casos, y, a partir de enero, talleres presenciales los fines de semana.

FIGURA SIN DESARROLLO EN ESPAÑA

Con la mediación sanitaria se promueve una mejor relación interpersonal entre las partes en conflicto, mejorar la relación de confianza entre el médico y el paciente e, incluso, la calidad asistencial.

En otros ámbitos civiles o mercantiles la mediación se aplica desde hace años, como en la separación, el divorcio, conflictos educativos, desavenencias laborales y comerciales o relaciones interculturales.

Sin embargo, y aunque lleva aplicándose desde hace años en otros, la mediación sanitaria solo ha tenido algunas experiencias piloto y está pendiente de regulación en la práctica totalidad de las comunidades. En concreto, sólo lo han hecho Murcia, que cuenta desde 2013 con una Oficina de Mediación Sanitaria; y Castilla-La Mancha, que lo ha regulado este año mediante la Ley del Servicio Regional de Medicación Social y Familiar.

Cataluña, aunque no la tiene regulada por Ley, ha sido pionera en este tema en el que lleva trabajando desde 2005, a partir de un proyecto de investigación de la Universidad de Barcelona, con la colaboración del Departamento de Salud de la Generalitat y el apoyo de distintas instituciones sanitarias, colegios profesionales y otras entidades, que supuso la inserción de la mediación en el Instituto Catalán de Salud (ICS) y la creación en 2008 de la primera Unidad de Mediación Sanitaria del Consorci Sanitari de Terrasa (Barcelona).