8 de enero de 2008

Los médicos españoles en Portugal piden a Zapatero que defienda sus derechos frente al "abuso" de las multas de tráfico

LISBOA, 8 Ene. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

Los médicos y enfermeros españoles que trabajan en Portugal han pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que defienda sus derechos e interceda para acabar con los "abusos" que sufren con la multas de tráfico por circular con matricula española en el país vecino.

El presidente de la Asociación de Profesionales de Salud Españoles en Portugal, Xoán Gómez, envió hoy una carta al jefe del Gobierno español en la que le recuerda que "es el presidente de todos los españoles que trabajan en Portugal y, como tal, tiene obligación de defender sus derechos ante los abusos a los que han sido sometidos debido a la aplicación de leyes obsoletas y antieuropeas del país vecino".

Gómez se refirió, en concreto, a las multas aplicadas por la Brigada Fiscal de la Guardia Nacional Republicana (GNR) a los españoles que trabajan en Portugal y que circulan con coches matriculados en España, a los que, además, les retiran la documentación e inmovilizan el vehículo.

En la carta, la asociación indica que saben que el presidente Zapatero "tiene conocimiento" de que los españoles que se desplazan a Portugal a trabajar "son perseguidos" por la GNR "con el propósito de obligarnos a cambiar la matrícula española de nuestro coche por la portuguesa".

Eso, dicen, "implica el cambio de residencia y, por tanto, toda nuestra documentación. Pero si nuestra casa y nuestros vínculos familiares están en España, qué hacemos, cambiamos la nacionalidad para ser extranjeros en España", pregunta al presidente, Xóan Gómez, médico residente en Tui, en Galicia, y que trabaja en la localidad lusa de Ponte da Lima, a unos 40 kilómetros.

La Asociación pregunta al presidente si la solución será que los españoles que trabajan en Portugal tengan dos coches, uno con matrícula lusa y otro española y cambiar de vehículo en la frontera. Pero aún así, dicen, "qué hacemos con la nacionalidad".

Xoán Gomez recuerda que hace unos meses el primer ministro luso, José Sócrates, que también era presidente en Ejercicio de la Unión Europea, manifestó públicamente que el presidente Zapatero "es su mejor amigo político en Europa" y que "España es el mejor y mayor cliente de Portugal" y que todas las empresas españolas serán bienvenidas.

"Claro, más españoles a quienes multar", critica el presidente de la Asociación, que se pregunta dónde "está esa relación de compañerismo y la misma visión del mundo de la que hace gala el señor Sócrates" y "para qué el Tratado de Lisboa".

El médico gallego, en representación de todos sus compañeros, espera que "la libre circulaciones de bienes y personas" en la UE se aplique y que comience a funcionar la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

La misiva concluye pidiendo a Zapatero que los defienda. "Señor Presidente, en este escenario de serenidad, fortaleza y nuevo marco constitucional para funcionar en un mundo globalizado y dado que Europa gana músculo, será justo que defienda los derechos de los españoles de la misma forma que defiende los de todos los ciudadanos portugueses y de otros países que trabajan en España", subrayan.