25 de septiembre de 2014

Los médicos defienden que la regulación de registros de objetores supone una garantía para el ciudadano

Los médicos defienden que la regulación de registros de objetores supone una garantía para el ciudadano
EUROPA PRESS

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, ha mostrado su satisfacción por la decisión del Tribunal Constitucional de avalar la regulación de los registros de médicos objetores de conciencia a la práctica de interrupciones voluntarias del embarazo ya que, según argumentan, representan "una garantía para los médicos y también para los ciudadanos".

"Si realmente se le quiere dar profundidad y seriedad a la objeción, lo lógico es que se regule", según ha defendido en declaraciones a Europa Press, ya que entiende que es "la mejor manera de garantizar que ese derecho no se emplea de cualquier manera".

De hecho, el presidente de la OMC ha recordado que cuando se aprobó la Ley actual animaron a sus colegios profesionales a crear este tipo de registros para "perfeccionar" el derecho a la objeción, algo que por el momento ya han hecho los colegios de médicos de Andalucía, Madrid, Zaragoza y Valladolid, entre otros.

El objetivo, ha explicado Rodríguez Sendín, es por un lado decir al médico que quiera inscribirse si su objeción se ajusta a derecho, "para evitar falsas objeciones".

Asimismo, en caso de necesidad se podría certificar, a demanda del propio médico objetor, que efectivamente lo es desde una determinada fecha. No obstante, ha añadido, "esto no excluye que el médico objetor esté obligado a notificárselo a su responsable".

SIN ÁNIMO DE HACER LISTADOS DE OBJETORES

Y, en ningún caso, ha apuntado, con el objetivo de hacer ningún tipo de listado de objetores, ni de clasificarlos. "Solo sería de pura utilidad para quien quiera objetar, para evitar confusiones, posiblemente abusos, malos entendidos, etcétera".

Además, Rodríguez Sendín cree que se trata de la mejor manera de que el médico pueda preservar su derecho a no cumplir con una ley y, a su vez, pueda "preservar aquellas consecuencias de la ley que tengan que ver con los ciudadanos".

"Tan sacrosanto es nuestro derecho para objetar como el del ciudadano a estar informado. Y eso hay que compatibilizarlo sin dar una preferencia a un derecho frente a otro. Y la mejor forma de hacerlo es conocer que si un médico objeta se pueda sustituir por otro que no tenga, para evitar consecuencias indeseables para un tercero que sería el paciente", ha insistido.

Además, ha defendido además que este registro de objeción no debe ser exclusivo para las interrupciones voluntarias del embarazo sino que podría servir "para cualquier práctica sanitaria".

Tras el aval del TC, el presidente de la OMC asegura que seguirá insistiendo en la necesidad de que haya una regulación de la objeción y animará al resto de colegios a contar con un registro de objetores "sin ninguna otra utilidad que la de certificar la objeción y hacerla mucho más seria y rigurosa".