27 de marzo de 2006

La medicina nuclear detecta lesiones nuevas en un 39 por ciento de los pacientes con cáncer

La medicina nuclear detecta lesiones nuevas en un 39 por ciento de los pacientes con cáncer

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La tomografía por emisión de positrones, técnica de la medicina nuclear conocida como PET, permite detectar lesiones nuevas, ni siquiera sospechadas con técnicas tradicionales, como el TAC o la resonancia magnética, en un 39 por ciento de los pacientes con cáncer.

Según un estudio de la Agencia Española de Tecnologías Sanitarias (AETS), la técnica PET permite modificar la estrategia de tratamiento en el 79 por ciento de los pacientes y en un 76 por ciento, evita tener que realizar otras pruebas diagnósticas invasivas y con riesgos, como biopsias o cirugías. En un 92 por ciento de los casos aporta información complementaria.

El doctor Carlos Trampal, responsable médico asistencial del Instituto de Alta Tecnología-CRC Corporació Sanitaria, explicó que, a diferencia de las técnicas convencionales, la PET "es capaz de detectar los cambios bioquímicos relacionados con la enfermedad".

Gracias a ello puede realizarse un pronóstico fiable y determinar, según el doctor, "cuál es la opción terapéutica más apropiada en cada fase de la enfermedad, obviando la cirugía o tratamientos muy agresivos para el paciente y que no conducirían a resultados positivos".

El 80 por ciento de las exploraciones PET que se realizan en el Instituto de Alta Tecnología son en pacientes con cáncer, según el doctor Trampal. De estas pruebas, 1 de cada 3 son en cáncer de pulmón, donde la PET tiene una sensibilidad del 96 por ciento -frente al 67 por ciento del TAC- a la hora de diferenciar entre una lesión tumoral y una lesión no tumoral benigna. El segundo lugar en el ranking de pruebas más comunes en cáncer lo ocupan los tumores colorrectales con un 24 por ciento y, el tercero, los linfomas, con un 10 por ciento.

La PET se introdujo en España hace una década, aunque su desarrollo en la sanidad pública ha quedado bastante limitado por su elevado coste, según el IAT. Actualmente existen 21 centros PET y las solicitudes para la realización de estas pruebas se han multiplicado por cinco en los dos últimos años.